in

Tres grandes lideres Mujeres del Antiguo Testamento

Testamento

Septiembre es el mes de la Biblia y por ello en Hazte Sentir te compartimos esta lista de tres mujeres lideres valientes y guerreras del antiguo testamento de la Biblia.

Débora

“¡Qué así sean destruidos, Señor, todos tus enemigos, y que brillen los que te aman, como el sol en todo su esplendor!” Jueces 5:31

En la Biblia, Débora fue una profetisa y la cuarta persona que se desempeñó como juez de Israel antes de la época de los Reyes. Débora fue la única jueza que tuvo la Nación de Israel en la Antigüedad.

Cuenta la Biblia que se sentaba bajo la Palmera de Débora, entre Rama y Betel, en la montaña de Efraín, y los israelitas subían donde ella para obtener justicia.

En el libro de Jueces se cuenta la historia de como el pueblo de Israel se alejó de Dios, y Yabin Rey de Canaán oprimía a los Israelitas con un gran ejército, por lo que Débora mando llamar a Barac y le dijo; “Esta es la orden de Yahvé, el Dios de Israel: Dirígete al monte Tabor y recluta a diez mil hombres entre los hijos de Neftalí y los hijos de Zabulón. Yo atraeré hacia ti en el torrente de Quisón a Sísera, jefe del ejército de Yabín, junto con sus carros y todos sus hombres, y lo pondré en tus manos.” A lo que le contesto Barac, si vienes conmigo iré, si no vienes no iré, y Débora valientemente acepto y lo acompaño. Llego el momento de la batalla y Débora dijo entonces a Barac: «Ha llegado el momento, hoy mismo Yahvé pondrá a Sísera (general del ejército contrario) en tus manos. ¿No marcha Yahvé delante de ti?» Barac bajó del monte Tabor seguido de sus diez mil hombres, y Yahvé hizo que derrotara a Sísera, a todos sus carros y todo su ejército; el mismo Sísera se bajó de su carro y huyó a pie, para luego ser asesinado en una tienda por Yael.

Después de esta gran Victoria de Yahvé y el pueblo de Israel, se da el famoso cantico de Débora donde exalta la victoria:

¡Escuchen reyes, soberanos presten atención, a Yahvé le quiero cantar! ¡Cantaré para Yahvé, para el Dios de Israel! ¡Oh Yahvé! Cuando saliste de Seir, atravesando los campos de Edom, tembló la tierra, los cielos se deshicieron, las nubes se convirtieron en agua. Los montes se estremecieron al paso de Yavé, al paso de Yavé, el Dios de Israel.

Si quieres leer completo sobre Débora, puedes hacerlo en tu Biblia en el capitulo 4 y 5 de Jueces.

Judith

Judith Beheading Holofernes – Caravaggio

La Bibia cuenta como el rey Nabucodonosor, manda al general Holofernes a castigar a las naciones que se han negado unirse a sus ejércitos. El general prepara el ataque contra Israel, pero Ajior, el amonita, le hace una gran advertencia, le dice que Dios defiende a los israelitas siempre que se mantiene fiel a sus mandatos. Pero Holofernes no escucha y sitia a Israel en la antigua ciudad de Betulia, cerca de Jerusalén. Por lo que los Israelitas se preparan, para la guerra, pero saben que están en gran desventaja y corre un sentimiento de desesperanza.

En esos días de gran tensión y desolación que tenía el pueblo elegido, una mujer viuda y hermosa, la gran Judit toma el liderazgo de su pueblo.

Dice la Biblia que Judith ayunaba todos los días, excepto los sábados, los novilunios y los días de fiesta y de regocijo del pueblo de Israel. Que era muy hermosa y de aspecto sumamente agradable. Su esposo Manasés le había dejado oro y plata, servidores y servidoras, ganados y campos, y ella había quedado como dueña de todo y nadie podía reprocharle nada, porque era muy temerosa de Dios.

La ciudad llevaba sitiada un tiempo y se preparaban para la rendición a menos que Dios los salvara, por lo que Judith reclama celosamente la mala decisión de poner a prueba a Dios y pide a todos rezar a Yahvé por su salvación.

Después les dijo que haría algo que se recordaría de generación en generación y que no dudaran de lo que iba a hacer

Judith salió de la ciudad y se presentó en el campamento de los asirios y con gran sagacidad consiguió que la llevaran delante de Holofernes. Éste encantado con su belleza la invita a un banquete en su tienda donde Holofernes se emborracha y queda dormido.

Es el momento en el que Judit aprovecha el momento y le corta la cabeza y con ella vuelve a su pueblo. Los israelitas salen a perseguir a los invasores que huyen despavoridos. Con Judit celebran la victoria, que es de Yahvé, y juntos van al templo de Jerusalén para la acción de gracias. Al regreso a Betulia, Judit concede la libertad a su sierva y distribuye su hacienda entre los pobres. Vive hasta los ciento cinco años, admirada por todos.

Miriam

Míriam fue una profetisa y cantora de Israel, hija de Amram y Iojebed, hermana mayor de Aarón y de Moisés. Vivió en el período en que los israelitas vivían en Egipto como esclavos y el faraón había decidido matar a todos los hijos varones que nacieran.

Su Madre Iojebed tuvo que poner a Moisés en una canastilla en el rio para intentar salvarlo de la matanza, Miriam siguió por la rivera la canasta hasta que fue encontrada por la hija del faraón, que al verlo, decidió adoptarlo.

Míriam salió de su escondite, para decirle que le traería a una mujer que le diera pecho al bebé, enviándole a su propia madre.

En (Éxodo 15:20-21) aparece Miriam nuevamente. Y es llamada “profetisa”, siendo así la primera mujer que ostenta ese título en el Antiguo Testamento.

También es conocida por su canto al librarse de las cadenas que esclavizaron a su Pueblo, recuerda aquí:

Canto de Miriam

19Cuando los caballos, los carros de combate y la caballería del faraón entraron al mar, el SEÑOR hizo que el agua se desplomara sobre ellos, mientras que los israelitas habían caminado sobre tierra firme en medio del mar. 20 Luego la hermana de Aarón, la profetisa Miriam, tomó una pandereta. Todas las otras mujeres la siguieron, bailando y tocando panderetas, 21 mientras ella repetía las siguientes palabras:

«Canten al SEÑOR, ha hecho maravillas. Lanzó al mar al caballo y al jinete».

Según el relato bíblico fue ella quien, a pesar de su edad avanzada, inició las danzas y los cantos para dar gracias a Dios por el milagroso paso del mar Rojo que permitió al pueblo de Israel escapar de Egipto. Miriam se encontraba a la cabeza de las mujeres del pueblo de Israel.

Facebook Comments Box

¿QUÉ TE PARECIO ESTA NOTA?

354 points
Upvote Downvote
arcángeles

Guía para intimar con los arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael

vida en México

Un millón hacen historia y marchan por la mujer y la vida en México