in

Se encontró ‘cara a cara’ con el Diablo, y decidió escribir este libro

Diablo

“¿De qué diablos estamos hablando?”, es un libro del P. Rogelio Alcántara, escrito a partir de una experiencia personal con el Diablo.

Ya se encuentra a la venta la primera edición del libro ¿De qué diablos estamos hablando? Principios de demonología y exorcismo, una obra del P. Rogelio Alcántara Mendoza, director de la Comisión para la Doctrina de la Fe de la Arquidiócesis Primada de México.

Este libro inició como una inquietud del sacerdote tras haberse encontrado “cara a cara con el diablo en una posesión”, lo que le generó algunas dudas en ese momento, y muchas otras más adelante, a las cuales les fue dando respuesta de forma sistematizada hasta lograr esta obra muy completa sobre angelología cristiana.

Presentamos la entrevista completa con el P. Rogelio Alcántara Mendoza, quien es licenciado en Teología Dogmática y Doctor en Antropología Teológica por la Universidad Gregoriana, y quien está convencido de que ignorar a Satanás no lo hace desaparecer, ni reduce su actividad contra el ser humano; al contrario, su ignorancia nos hace más vulnerables a su acción.

Desde la feP. Rogelio Alcántara, ¿qué lo motivó a escribir este libro?

P. Rogelio Alcántara: Escribí el libro ¿De qué diablos estamos hablando?, para ayudar a las personas a conocer los distintos seres que existen en la realidad. Este conocimiento es indispensable para saber vivir, bien, nuestra vida.

Escribir el  libro fue toda una aventura, que empezó por una experiencia personal: me encontré con el diablo cara a cara, a través de una posesa. Ya en ese momento me surgieron algunas preguntas y muchas más después, que no podía dejar sin responder, de modo que tuve que investigar mucho, para poder explicar, con fundamento, aquello que me tocó vivir.

Así, estuve estudiando por varios años estos temas, en la Biblia y la Tradición, en el Magisterio, los santos Padres, los teólogos y doctores de la Iglesia… a veces muy motivado, por invitaciones que me hacían a exponer en congresos, en los que fui compilando numerosas preguntas que surgían de los participantes y que respondo en ¿De qué diablos estamos hablando?

Portada del libro ¿De qué diablos estamos hablando?

Desde la feDesde su punto de vista, ¿cuál es el principal aporte de esta obra para quienes están interesados en el tema?

P. Rogelio Alcántara: El principal aporte en este libro es poner al alcance de todo el público, con un lenguaje sencillo, temas difíciles de la fe. En ¿De qué diablos estamos hablando? podrán encontrar sistematizados, orgánicamente, principios sobre demonología y exorcismo, y podrán tener a la mano un buen material, para consultarlo siempre que les sea necesario.

Algunas de las respuestas las entenderá mejor quien haya estudiado teología; y algunas otras, quienes se están especializando en estos temas.

En conclusión, podría decir, que el principal aporte es la respuesta a numerosos cuestionamientos que muchos se plantean sobre estos temas, y que aquí se abordan de modo sistemático.

Desde la fe: ¿Cómo está compuesta la obra y cuál es la narrativa?

P. Rogelio Alcántara: El libro ¿De qué diablos estamos hablando? tiene dos secciones. La sección introductoria (26 páginas) y el cuerpo del trabajo (498 páginas).

La primera sección, escrita con una redacción ágil y atractiva, hace al lector involucrarse en lo que allí se narra. Está dividida en: 1. Un pórtico –narración de una experiencia–, 2. La explicación de las dimensiones que componen la realidad, 3. Una explicación teológica, a modo de cuento, sobre la existencia y el pecado de los ángeles, 4. La introducción técnica y 5. Las abreviaturas.

El cuerpo del trabajo está dividido en 5 capítulos: 1. La existencia, naturaleza y pecado del demonio, 2. La acción del demonio, ordinaria y extraordinaria, 3. La lucha contra la acción extraordinaria, 4. La cuestión de lo intergeneracional (relacionada con estos temas) y 5. La lucha contra la acción ordinaria del demonio. Termina con un apéndice y el índice. Esta sección está redactada a modo de preguntas y respuestas, que, aunque pesada por su contenido, hace ligera su lectura y se presta al estudio sistemático.

Desde la fe: ¿Cuál ha sido el tratamiento que le han dado los últimos cuatro Papas a la figura del demonio?, ¿considera que han dejado claro la doctrina de la Iglesia en ese sentido?

P. Rogelio Alcántara: Sí, han hablado del demonio y de su acción, en el libro se citan textos concretos. Hay algunos textos emblemáticos como aquellos que pronunció Pablo VI en 1972, uno el 29 de junio: “Por alguna fisura el humo de Satanás entró en el templo de Dios”, y poco tiempo después: “Una de las necesidades mayores de la Iglesia […] es la defensa de aquel mal que llamamos Demonio” (15 de noviembre).

Desde la fe ¿La existencia del Demonio es un dogma o cualquier fiel está en la libertad de creer o no en él?

P. Rogelio Alcántara: El mayor logro del demonio es que la gente crea que no existe, o si creen que existe, que lo vean como un “buen tipo”, con quien se puede entablar amistad o, incluso, hacerse sus socios. Pero, al ser el “padre de la mentira”, siempre engaña, quiere apartar de Dios a todos los hombres, y lograr su condenación eterna.

La existencia del demonio no se proclamó como dogma en el primer milenio. Era tan evidente su existencia, que se daba por supuesta; por eso muchos Concilios (como el de Braga, Portugal) sólo hablaron de su naturaleza y acción. Fue hasta el Concilio IV de Letrán (año 1215), cuando se definió, su existencia como una verdad de fe, es decir, como dogma.

Desde al fe: De forma personal, ¿Qué le dejó escribir esta obra?

P. Rogelio Alcántara: Entre otras cosas, aprendí mucho de temas que, desafortunadamente, en nuestros días han dejado de estudiarse. Me hice más consciente de que no estamos solos en el mundo, que, cotidianamente, nos acompañan los ángeles y los demonios, unos nos ayudan a alcanzar nuestra salvación, otros, buscan, a toda costa, nuestra perdición.

También, tomé más consciencia de que la Iglesia Militante siempre está acompañada por la Iglesia Triunfante, y en íntima comunión con la Purgante.

Asimismo, esta investigación me ayudó a entender la real distinción entre lo natural y lo sobrenatural, y la interacción que lo preternatural (dimensión en la que se mueve el demonio) tiene con lo natural, es decir, con los hombres, de modo ordinario y extraordinario. Creo que cualquiera que lea el libro, se instruirá mucho en estos temas y se habilitará para vivir mejor su vida cristiana. Los invito a leer ¿De qué diablos estamos hablando?, estoy seguro que les será de mucha utilidad.

Fuente: Desde La Fe

¿QUÉ TE PARECIO ESTA NOTA?

352 points
Upvote Downvote
Arquidiócesis

Crecen las afectaciones demoniacas… ahora, ¿quién podrá defendernos?

felices

El mito de la “media naranja” no ayuda nada a construir noviazgos y sólidos y felices