in

¿Perros policía detectaron vida dentro de un sagrario? Una impactante historia de Cristo en la Eucaristía

Perros policía
Créditos: Pixabay / Fiore Bagatello vía Cathopic.

¿Perros policía detectaron vida dentro de un sagrario? Los católicos creemos que Cristo está realmente presente en la Eucaristía y no necesitamos pruebas de ello. Y sin embargo, Dios nos regala testimonios como los milagros eucarísticos o acontecimientos asombrosos como el de esta historia.

Hace varios años circula por internet una bellísima historia escrita por un sacerdote identificado como el padre Arthur Byrne.

¿Perros policía detectaron vida dentro de un sagrario? Una impactante historia de Cristo en la Eucaristía

El párroco en cuestión narra lo siquiente:

En la noche del último día de su visita a los Estados Unidos en octubre de 1995, estaba previsto que Juan Pablo II saludara a los seminaristas en el Seminario de Saint Mary en Baltimore. Había sido un día muy completo que comenzó con una misa en el Oriole Park de Camden Yards, un desfile por las calles del centro, una visita a la Basílica de la Asunción, la primera catedral del país, un almuerzo en un comedor de beneficencia local dirigido por católicos. Organizaciones benéficas; un servicio de oración en la Catedral de María Nuestra Reina en el norte de Baltimore; y finalmente una breve parada en el Seminario de Saint Mary.

El horario era apretado, por lo que el plan era simplemente saludar a los seminaristas mientras estaban afuera en los escalones. Pero el Papa se abrió paso entre sus filas y entró en el edificio. Su plan era primero hacer una visita al Santísimo Sacramento.

Cuando se dieron a conocer sus deseos, la seguridad entró en acción. Barrieron el edificio prestando mucha atención a la capilla donde rezaría el Papa. Para ello se utilizaron perros altamente entrenados para detectar a cualquier persona que pudiera estar presente.

Los perros están entrenados para localizar sobrevivientes en edificios derrumbados después de terremotos y otros desastres. Estos perros muy inteligentes y ansiosos pasaron rápidamente por los pasillos, oficinas y aulas y luego fueron enviados a la capilla. Subieron y bajaron por el pasillo, pasaron los bancos y finalmente entraron en la capilla lateral donde está reservado el Santísimo Sacramento.

Al llegar al tabernáculo, los perros olisquearon, gimieron, señalaron y se negaron a salir, con la atención fija en el tabernáculo, hasta que los llamaron sus cuidadores. Estaban convencidos de que habían descubierto a alguien allí.

Nosotros, los católicos, sabemos que tenían razón: ¡Encontraron una Persona real y viva en el tabernáculo!“.

¡Qué hermosa historia! ¿Tú qué crees?

Fuente: Church POP

¿QUÉ TE PARECIO ESTA NOTA?

358 points
Upvote Downvote
Marketing

9 consejos para defender la verdad ante las “fake news”

San José

10 formas de obtener Indulgencia Plenaria en el Año de San José