in

La justicia de Reino Unido acerca la muerte a la niña Pippa Knight

justicia

El Tribunal Supremo del Reino Unido respalda la decisión de los médicos de abandonar el tratamiento de Pippa Knight. La familia de la niña de cinco años, diagnosticada de una grave enfermedad, se plantea pedir asilo en Canadá, donde hay un posible tratamiento.

El Tribunal Supremo del Reino Unido ha ratificado la decisión de los médicos de suspender el tratamiento que mantiene con vida a la niña Pippa Knight, de cinco años, que lleva dos hospitalizada debido a una encefalopatía necrotizante aguda diagnosticada a los 20 meses de edad.

Paula Partiff, la madre de Pippa, ha batallado desde el mes de diciembre de 2020 para lograr al menos que se le practicara una traqueotomía para que pueda ser llevada a su casa. El juez de primera instancia dictaminó a favor de los médicos; el pasado mes de marzo los tres jueces del tribunal de apelación respaldaron la decisión y el Tribunal Supremo ha cerrado el recorrido legal del caso con idéntico resultado.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

La familia de Pippa Knight se plantea solicitar asilo en Canadá, donde hay una posibilidad de tratamiento para su hija.

Según ha informado la organización provida Society for the Protection of the Unborn Children, la madre de Pippa está «devastada» y pide que se siga apoyando a la familia con oraciones. El director ejecutivo adjunto de la organización, John Deighan, considera que «Paula ha sido un ejemplo heroico de madre amorosa y queremos apoyarla. Tiene razón al esperar que nuestra sociedad valore a todas las personas sin importar su estado de salud«.

A su juicio, «el tratamiento de Pippa no es demasiado oneroso» y podría resultar en «un gran beneficio» para la pequeña, a través de los cuidados que le dispensa su madre.

El caso de Pippa Knight recuerda mucho a los de Charlie GardAlfie Evans o Tafida Raqeeb. Como es sabido, en los dos primeros, las autoridades médicas y judiciales desoyeron las peticiones de los padres de los menores y fueron obligados a provocar su muerte desconectando los sistemas de soporte vital.

Tafida Raqueeb tuvo más suerte, ya que su familia logró trasladarla a un hospital en Génova donde los médicos apostaron por tratar sus dolencias después de una complicada batalla legal.

Fuente: Actuall

Facebook Comments Box

¿QUÉ TE PARECIO ESTA NOTA?

352 points
Upvote Downvote
Fe de Bautismo

Le pidieron identificación para vacunarse… ¡Y sacó su Fe de Bautismo!

hinduismo

¿Es cierto que la Iglesia católica prohíbe hacer yoga?