in

La historia de la conversión de Barrabás en pleno rodaje de ‘La Pasión’

Resurrección

 Pietro Sarubbi es sin duda quien mejor ha interpretado el papel de Barrabás en las películas sobre la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.

Sin decir una sola palabra, el actor de origen italiano logró transmitir en La Pasión, de Mel Gibson, lo poco que dicen Mateo y Lucas sobre aquel criminal que, en tiempos de Jesús, había sido echado en prisión por insurrección y asesinato.

Sin embargo, lograr que participara en esta cinta fue todo un reto, pues el actor sentía como una ofensa, primero, que no le hubieran dado el papel del apóstol Pedro, y segundo, porque el personaje para el cual se le había llamado no pronunciaba una sola palabra.

Fue Gibson quien le hizo saber que, al igual que la mayoría de los actores, tendría que expresarlo todo con su aspecto. Y Pietro asumió el reto

La interpretación fue genial: mientras Poncio Pilato preguntaba a los judíos a qué hombre querían que liberara: ¿a Jesús o a Barrabás?, éste último gesticula y gime intentándose despojar las cadenas que lo aprisionan.

Cuando los sumos sacerdotes y el pueblo piden la liberación de Barrabás, de su rostro se desprende una sonrisa irónica que se va convirtiendo en carcajadas de burla hacia los soldados romanos. Pero lo que estaba a punto de pasar, cambió la vida para siempre.

¿Quién es Pietro Sarubbi?

En su libro “De Barrabás a Jesús, convertido por una mirada”, así como en varios programas de televisión, Pietro Sarubbi, de 61 años, narra que, siendo apenas un adolescente, huyó de su casa y se unió a una compañía de circo.

Luego siguió recorriendo el mundo, creyendo que en algún lugar podría llenar el vacío espiritual

que lo afectaba. Entre viaje y viaje, continuaba su carrera como actor.

Trabajó en obras de teatro y en varios comerciales, también incursionó en el cine italiano independiente, especializándose en la comedia, pero su sueño era dirigir, por lo que siempre le persiguió una sensación de fracaso.

El papel más destacado lo obtuvo en 2001 cuando participó en la película “La mandolina del Capitán Corelli”, trabajando al lado de Nicolas Cage y ‎Penélope Cruz. Sin embargo –recuerda- el vacío existencial seguía pesando sobre él. Meses después recibió la llamada de Gibson para invitarlo a participar en La Pasión. Para ese momento, estaba muy alejado de la Iglesia.

“Tendrás que interpretar a un hombre que estuvo preso durante años, fue torturado y llevado al límite, hasta convertirse en una bestia sin palabras, que se expresaba sólo con la mirada”. Fue la explicación que Gibson le dio y que convenció a Sarubbi de tomar el papel.

Cuenta el actor que, cuando llegó el momento de grabar, en aquella escena, ya no actuaba, vivía, vibraba con los acontecimientos‘¡No, a ése no! ¡A Barrabás!’ Los gritos de la multitud habían logrado su anhelo. ¡Estaba liberado! Pero mientras bajaba las escalinatas, su mirada se cruzó con la de Jesús (Jim Caviezel). Y ahí comenzó su conversión.

“Fue un gran impacto. Sentí como si hubiera una corriente eléctrica entre nosotros. Veía al propio Jesús”, reconoció después Pietro Sarubbi. A partir de aquel momento -asegura- todo en su vida cambió. Aquella paz que había buscado durante años, por fin había invadido su alma.

“Al mirarme, sus ojos no tenían odio ni resentimiento, sólo misericordia y amor”. El actor italiano relata así su fulminante conversión que –dice- ha llevado a que el don de la fe abarque ahora todas las facetas de su vida.

Fuente: Desde La Fe

Facebook Comments Box

¿QUÉ TE PARECIO ESTA NOTA?

351 points
Upvote Downvote
Miguel Arcángel

Papa Francisco sobre el demonio: “Le tengo miedo, por eso tengo que defenderme tanto”

Pascua

ideas para vivir la Pascua en 2022