in

El documental “La Revolución del Género”, la nueva falacia de National Geographic que promueve el abuso infantil

National Geographic

Durante el mes de junio, antes mes del padre, ahora bautizado como mes del orgullo gay por los medios progresistas , el canal de National Geographic, propiedad de National Geographic Partners, del cual Disney es dueña del 73%[1], transmitió de forma periódica su documental La Revolución del Género, el cual comienza con la siguiente frase “Antes era muy simple, nacías niño o niña…… pero eso era antes, y esto es ahora” y entonces comienzan a mostrar una seria de imágenes de personas transgénero, tanto adultos como menores de edad. Este documental se basa en un artículo del mismo nombre que apareció en  la revista de enero de 2017, en donde en la portada se exhibía  una fotografía de Avery Jackson, un niño vestido como niña en una posición sugerente. Avery, de entonces 9 años, estaba iniciando su “transición”.

Recuerdo que en las décadas de los 70s y 80s, llegaba a mi casa mensualmente la revista National Geographic para mi papá, y World (la versión infantil), para mi y mis hermanos

Disfrutaba entonces de las fotografías y artículos sobre animales, otras geografías y el universo. Particularmente tengo presente la foto de portada de una bella afgana de ojos claros, Sharabat Gula, tomada en un campo de refugiados en Pakistán en 1984.

Entonces la revista no entraba a activismos políticos o ideológicos.

Esto cambio con la nominación de Gary Knell en 2014 como CEO de la National Geographic Society y de Susan Goldberg como editora en jefe de la revista National Geographic, con la llegada de este dúo de progresistas, la reconocida revista quedo lista para promover las narrativas globalistas habituales,[2]

A continuación describiremos las falacias del artículo y documental de la Revolución de Género.

1ra falacia- La supuesta relación entre los casos de intersexual y transexual.

El documental inicia hablando de los casos de personas intersexuales (aquellas en donde los genitales no están bien definidos, o en algunos casos tienen de ambos sexos), y discute si es ético que los padres escojan por los hijos el sexo. Aunque en algunos casos esto podría ser un punto debatible, en la gran mayoría existe una clara definición de cromosomas (XX para mujeres y XY para hombres), por lo que la cirugía solo confirma el sexo con el que nacieron. [3]

Terminando la sección intersexual, se brinca sin transición al tema transexual, intentando ligar los dos temas cuando son claramente categorías completamente diferentes.

Intersexual es un término que describe una variedad de condiciones que afectan el desarrollo del sistema reproductivo humano. Estos “trastornos del desarrollo sexual” dan como resultado una anatomía reproductiva atípica; lo cual es precisamente en este punto que la intersexualidad se diferencia mucho del transgénero. Aquellos que se identifican como transgénero no están lidiando con la ambigüedad con respecto a su sexo biológico. El transgénero se refiere a la variedad de formas en que algunas personas sienten que su identidad de género no está sincronizada con su sexo biológico. Por lo tanto, las identidades transgéneros se basan en el supuesto de que el sexo biológico es conocido y claro.

Además, las condiciones intersexuales no refutan el binario sexual. Son desviaciones de la norma binaria, no el establecimiento de una nueva norma. Por lo tanto, la experiencia fisiológica de la intersexualidad se encuentra en una categoría diferente de las construcciones psicológicas de la disforia de género y el transgénero. [4]

Los autores del documental, como veremos más adelante, lo intentan ligar por una supuesta asignación arbitraria del sexo al nacer, lo cual puede ser discutible en algunos casos de intersexualidad, no en el caso transgénero.

Segunda falacia- La transexualidad tiene un origen fisiológico

El documental muestra el testimonio de Joshua D. Safer, Médico de planta de la División de Endocrinología del Departamento de Medicina del Hospital Mount Sinai, en Nueva York, quien describe una “teoría del sexo del cerebro” la cual es una mera hipótesis que afirma, sin demostrarlo, que el deseo transgénero puede identificarse en patrones del cerebro, por lo que podría tener un origen genético.

Sin embargo, los estudios han demostrado que la disforia de género infantil no continúa inevitablemente hasta la edad adulta. Del 80 al 95 por ciento de los niños con disforia de género no se convierten en adultos con disforia de género, lo cual contradice la teoría de que es innato, además de que no hay ningún estudio conclusivo que señale que tiene un origen genético de acuerdo con el Colegio Americano de Pediatras.[5]

Esto es otro ejemplo de pseudociencia de médicos que lucran con el sufrimiento del paciente (la clínica Mount Sinai realiza terapias hormonales y cirugías de reasignación de sexo) ofreciendo supuestas curas, que, como veremos más adelante, dañan más de lo que sanan.

Tercera falacia- la autopercepción es más determinante que la biología

El ensayo y el documental ofrecen testimonios de personas que dicen que su identidad de género está reñida con su sexo biológico; hablan de que su género real no corresponde al “asignado” cuando nacieron (intentando hacerlo equivalente al caso intersexual), como si esa asignación fuera algo arbitrario e independiente del sexo biológico.

Aquí queda muy claro que estamos hablando de una ideología y no de ciencia; la ciencia no es subjetiva, y por ende un testimonio no es suficiente para para llegar a una conclusión. Hacer valer un reclamo no demuestra la autenticidad de ese reclamo ni cambia la realidad.

De hecho, este es el meollo del asunto que afecta al movimiento transgénero. No se basa en pruebas, sino en la ideología del individualismo expresivo: la idea de que la identidad de uno es autodeterminada, que uno debe vivir esa identidad y que todos los demás deben respetar y afirmar esa identidad, sin importar cuál sea. El individualismo expresivo no requiere ningún argumento moral o justificación empírica para sus afirmaciones, por absurdas o controvertidas que sean. El transgénero no es un descubrimiento científico sino un compromiso ideológico previo sobre la flexibilidad del género. [6]

Cuarta falacia- el genero es innato e inmutable

En esta falacia es donde encontramos mayores contradicciones.

Como señalamos anteriormente, el documental hace referencia a la “teoría del sexo del cerebro” para respaldar la conclusión de que las identidades de género expansivas son inmutables, objetivas y una expresión auténtica del verdadero género de una persona; y por ende desincentivan (y en lugares como en la Ciudad de México, hasta prohíben con penas que pueden llegar a la cárcel), las terapias de conversión.

Sin embargo, más adelante entrevistan a una seria de estudiantes quienes hablan de la categoría de genero fluido, concepto que especifica la Escuela Médica de Harvard con la siguiente definición:

“La fluidez de género se refiere al cambio a lo largo del tiempo en la expresión de género o la identidad de género de una persona, o en ambas. Ese cambio puede ser de expresión, pero no de identidad, o de identidad, pero no de expresión. O tanto la expresión como la identidad pueden cambiar juntas.”[7]

¿¿¿¿¿??????

Entonces el género es determinado fisiológicamente, pero no esta unido al sexo, es inmutable por lo que está prohibido que externos lo intenten cambiar, sin embargo es fluido por lo que personalmente si lo  puedes modificar cuando te de tu gana. Es innato y al mismo tiempo es una construcción social.

¿¿¿¿¿??????

Una vez mas queda demostrado que la ideología de género no solo no tiene una base científica, sino que  también carece de unidad lógica.

Quinta falacia- las intervenciones hormonales y quirúrgicas ayudan a la disforia de género.

Por las funestas consecuencias que tiene esta falacia sobre los niños, podemos concluir que es la peor de todas.  

El documental te va llevando por las etapas de la vida de un menor transexual: la ayuda psicológica, la aceptación personal y familiar; el bloqueo hormonal en la preadolescencia, los tratamientos hormonales (terapias de testosterona para mujeres y estrógeno en hombres) y, finalmente, la intervención quirúrgica de reasignación de sexo.  

Sin embargo, una revista de ciencia y con un mínimo de sentido ético debería de preguntarse:

¿La mutilación de genitales, la mayoría de las veces irreversible realmente ayuda a sanar la ansiedad del menor por creer pertenecer a un género opuesto a su sexo?

Veamos.

Las encuestas sugieren que los adultos transgéneros inicialmente expresan una sensación de “alivio” y “satisfacción” después del uso de hormonas y la cirugía de reasignación de sexo (SRS por sus siglas en inglés). Sin embargo, a largo plazo, el SRS no da como resultado un nivel de salud equivalente al de la población general Por ejemplo, un estudio de 2001 de 392 personas transexuales de hombre a mujer y 123 de mujer a hombre encontró que 62 por ciento de las personas transexuales de hombre a mujer (MtF) y 55 por ciento de las de mujer a hombre (FtM) estaban deprimidas. Casi un tercio (32 por ciento) de cada población había intentado suicidarse. De manera similar, otro estudio en el año 2009 encontró una salud general y una satisfacción con la vida considerablemente más bajas entre los transexuales 52 MtF y 3 FtM quince años después del SRS en comparación con los controles. Finalmente, un estudio de seguimiento de treinta años de pacientes transgénero posoperatorios de Suecia encontró que treinta años después de la cirugía, la tasa de suicidio entre los adultos transexuales posoperatorios era casi veinte veces mayor que la de la población general.[8]

Los resultados son pésimos, la reasignación de sexo no ayuda a sanar la ansiedad de personas con tendencia transexual; y aunque se empecinan con señalar a la falta de aceptación social como causa principal de las tasas altas de suicidio, no hay ningún estudio serio que nos permita llegar a esa conclusión.

De nuevo queda demostrado, que la autopercepción no cambia la naturaleza, la cual es binaria, innata e inmutable.

Ante los fatales resultados en los adultos. ¿Cómo es posible que National Geographic y miembros de la comunidad médica promuevan el tratamiento hormonal de sexo cruzado y mutilación el cuerpo de menores de edad?,

Esto es una negligencia social, médica y psicológica

Esto es abuso infantil.

Las vidas de muchos niños sufrientes y confundidos están siendo echadas a perder por padres ignorantes y permisivos, médicos crueles y medios irresponsables.

Debemos hacer frente a este tipo de mentiras, primero descubriéndolas y posteriormente ejerciendo presión en políticos para prohibir la propaganda transexual a menores; además de  impedir el tratamiento hormonal y cirugías de reasignación de sexo antes de llegar a una edad adulta, tal como se está haciendo en países como Rusia e Hungría, esto a pesar de la presión de organismos internacionales como la Unión Europea y la ONU. [9]

Debemos señalar y dejar de consumir medios que promueven la Infancia Trans como National Geographic, Disney, Netflix, Cartoon Network y hasta Noticieros Televisa, donde, el 24 de junio pasado Denise Maerker sacó la bandera arcoíris y  mostro orgullosa un video donde a un niño de apenas 6 años comienza su transición a niña. [10]

Finalmente, debemos impulsar a la familia natural, la cual está empíricamente demostrado como el mejor modelo para la crianza y formación de hijos, y por ende es el mejor camino para prevenir, ayudar y evitar que menores de edad caigan en estas situaciones.  Además de luchar para mantener el Derecho Humano de los padres de educar a sus hijos en sus creencias, tal cual lo señala la Declaración de Derechos Humanos de la ONU de 1948. Cuestión que es puesta en entredicho con leyes como la recientemente aprobada por la mayoría de Morena en la CDMX que prohíbe terapias de conversión. [11]

Ahora resulta que es ilegal llevar a terapia a un niño con disforia de género, pero es correcto hormonarlo y mutilar sus genitales, increíble.

Hombre y mujer los creo; esto nos dicen la ciencia, la naturaleza, la razón y la verdad revelada; por lo que cualquier intervención del hombre por cambiar esta realidad, es barbarismo disfrazado de humanismo.

Hazte Sentir.


[1] https://en.wikipedia.org/wiki/National_Geographic_Partners

[2] https://www.returnofkings.com/110604/why-we-must-boycott-national-geographic-until-they-are-bled-dry

[3] https://medlineplus.gov/ency/article/001669.htm

[4] https://www.thepublicdiscourse.com/2017/01/18491/

[5] https://acpeds.org/position-statements/gender-dysphoria-in-children

[6] [6] https://www.thepublicdiscourse.com/2017/01/18491/

[7] https://www.health.harvard.edu/blog/gender-fluidity-what-it-means-and-why-support-matters-2020120321544

[8] https://acpeds.org/position-statements/gender-dysphoria-in-children

[9] https://www1.cbn.com/mundocristiano/el-mundo/2021/june/union-europea-presiona-a-hungria-por-ley-que-prohibe-contenido-lgbt-para-los-ninos

[10] https://www.facebook.com/NoticierosTelevisacom/videos/reconocer-infancias-trans-principal-exigencia-de-marcha-del-orgullo/171325551700156/

[11] https://politica.expansion.mx/cdmx/2020/07/24/el-congreso-de-la-cdmx-prohibe-las-terapias-de-conversion

Facebook Comments Box

¿QUÉ TE PARECIO ESTA NOTA?

355 points
Upvote Downvote
Cuba

¡Libertad para Cuba ya!, reclama Movimiento Cristiano Liberación en respaldo a marchas

Derechos Humanos

Presidente de la Comisión Mexicana de Derechos Humanos denuncia la agresión de la que fue víctima en la embajada de Cuba en México