in

Cuando Madre Teresa se atrevió a decirle a Clinton que el aborto es un asesinato

ex presidente

Discurso de Madre Teresa ante el ex presidente Bill Clinton

Cinco años después de su canonización, las audaces palabras de Santa Teresa de Calcuta resuenan ahora, más que nunca

Con la aprobación de una nueva ley de Texas que prohíbe el aborto después de que se detecta un latido fetal, la cuestión de si existe un derecho al aborto según la Constitución se ha convertido en un tema de intenso debate en los Estados Unidos.

Es apropiado que en el quinto aniversario de su canonización, recurramos a las palabras de la Madre Teresa, quien en presencia de Bill Clinton, entonces presidente de los Estados Unidos, explicó de la manera más convincente posible, que el aborto es intrínsecamente malvado.

En el Desayuno Nacional de Oración en Washington, DC, el 5 de febrero de 1994, la Madre Teresa se presentó ante el presidente Clinton y su esposa, y el vicepresidente Al Gore y su esposa, junto con otros 4.000 asistentes, y llamó al aborto un «asesinato».

Esto fue lo que ella dijo:

«Siento que el mayor destructor de la paz hoy es el aborto, porque es una guerra contra el niño, un asesinato directo del niño inocente, el asesinato de la propia madre. Y si aceptamos que una madre puede matar incluso a su propio hijo, ¿cómo podemos decirle a otras personas que no se maten entre sí? ¿Cómo podemos persuadir a una mujer de que no se someta a un aborto? Como siempre, debemos persuadirla con amor y recordarnos que amar significa estar dispuesto a dar hasta que duela. Jesús dio incluso su vida para amarnos. Entonces, la madre que está pensando en abortar, debe ser ayudada a amar, es decir, a dar hasta que lastime sus planes, o su tiempo libre, para respetar la vida de su hijo. El padre de ese niño, quienquiera que sea, también debe dar hasta que le duela».

«Mediante el aborto, la madre no aprende a amar, sino que mata incluso a su propio hijo para solucionar sus problemas. Y, mediante el aborto, a ese padre se le dice que no tiene que asumir ninguna responsabilidad por el hijo que ha traído al mundo. Es probable que el padre ponga a otras mujeres en el mismo problema. Entonces, el aborto solo conduce a más abortos. Cualquier país que acepte el aborto no está enseñando a su gente a amar, sino a usar la violencia para conseguir lo que quieren. Es por eso que el mayor destructor del amor y la paz es el aborto».

Concluyó su discurso con palabras de esperanza y un recordatorio de que estamos llamados a usar nuestra libertad para propósitos más elevados que el asesinato:

«Si recordamos que Dios nos ama y que podemos amar a los demás como Él nos ama, Estados Unidos puede convertirse en un signo de paz para el mundo. A partir de aquí, un signo de cuidado por el más débil de los débiles, el feto, debe salir al mundo. Si se convierte en una luz ardiente de justicia y paz en el mundo, entonces realmente será fiel a lo que defendieron los fundadores de este país. ¡Dios les bendiga!»

Fuente: Aleteia

Facebook Comments Box

¿QUÉ TE PARECIO ESTA NOTA?

351 points
Upvote Downvote
bendición

¿Por qué es tan importante la bendición de los padres a los hijos?

falso sacerdote

Arquidiócesis de México advierte a sus feligreses sobre falso sacerdote