¿Por qué tanto miedo a la opinión de la Iglesia?

0
355
opinión de la Iglesia en elecciones 2018

A lo mejor, el tema es más amplio. Sí, muchos políticos tienen miedo a la opinión de la Iglesia. Pero esos mismos políticos son los que les tienen miedo a las razones. Tratan de acallar la verdad y tratan de manipular con emociones al electorado mediante la mercadotecnia política, por ejemplo.

En principio, esos tratan de acallar no solo al clero, sino además a los ciudadanos de religión católica y de otras religiones. Y también a todos los que no opinan servilmente del mismo modo que ellos. Pero criticar a la Iglesia (y no solo a la católica) es una apuesta segura. Una interpretación jacobinista de la Constitución aparentemente les da la razón de atacar impunemente y negar sus derechos humanos a la población mayoritariamente religiosa de este país. En ese caso se puede “justificar” su discriminación y su intolerancia, cosa que no puede hacerse en otros grupos de la sociedad.

Yo me cuestiono: ¿Por qué tanto miedo a la opinión de la Iglesia? Si los argumentos de estos discriminadores son tan poderosos, ¿por qué quieren acallar a los que tienen otras opiniones? ¿No confían en sus razonamientos? ¿O se sienten ineptos para defenderlos?

Su respuesta es una creencia dogmática. Ellos creen, sin bases, en que los católicos somos fácilmente manipulables por el clero. Que la palanca del temor al infierno hace que se nos olvide nuestra lógica y nuestro sentido común. Y con “razones” tan peregrinas como estas negaron el voto a las mujeres por décadas, porque las consideran fácilmente manipulables por el Clero, mientras que los hombres, más racionales según ellos, no tienen esa debilidad. Un doble prejuicio: contra los religiosos y contra las mujeres. Pero eso sí, cuando algún clérigo coincide con sus opiniones políticas, lo alaban en los medios y andan buscando que le den el premio Nobel, por lo menos. Porque al final, no tienen un criterio racional para reconocer la verdad. Para ellos, la verdad es lo que coincide con sus prejuicios, Ni los hechos, ni la lógica les importan.

Todo esto viene al caso por las declaraciones de la Conferencia Episcopal Mexicana de esta semana. En sus declaraciones y documentos hay ideas y razonamientos que vale la pena examinar y, si es el caso, criticar. Con razones, no con prejuicios. Yo, con mucho respeto, invito a todos los que están criticando a estos documentos de los obispos a que los lean, los analicen, les encuentren los que consideren errores y den razonamientos que expongan esos errores.

Y también me atrevo a invitar a mis hermanos católicos a que los lean. Porque tanto daño se hace no leyéndolos cómo tratando de prohibir su difusión. Cuando los católicos no leemos esos mensajes, ya caímos en la trampa de los discriminadores. Hacemos que tengan éxito en su intención de prohibir su difusión.

Sí, puede ser que no les entendamos a los documentos. Puede ser que no estemos de acuerdo en algunas partes. Pero es importante que sepamos qué piensan nuestros pastores. Yo estoy seguro de que aprenderemos de sus opiniones e inquietudes. Su lectura nos provocará a razonar. Que mucha falta nos hace a todos.

Comunicadores Católicos

No hay comentarios

Dejar respuesta