Respuesta al Artículo “Desde la Fe, Una dictadura moral” de Jesús Ortega Martinez :

730

Estimado Lic. Jesús Ortega Martínez:

Esta carta se envía como respuesta al artículo en el Periódico Excélsior del pasado 9 de Diciembre, titulado «Desde la fe, una dictadura moral».

Estimado Lic. Jesús Ortega Martínez:

Esta carta se envía como respuesta al artículo en el Periódico Excélsior del pasado 9 de Diciembre, titulado «Desde la fe, una dictadura moral».Primero precisaremos algunos de los errores del artículo para después reflexionar quien es el que quiere imponer una dictadura moral:

Usted dice: la Arquidiócesis de la Ciudad de México sigue considerando  la fornicación —también se le puede llamar “hacer el amor”— como cosa inmoral e ilícita y también dice que «le resulta inmoral que el uso de la sexualidad implique goce y placer»

Lo anterior es incorrecto, comencemos por distinguir los conceptos de fornicación y «hacer el amor» que no son lo mismo. La fornicación es el acto carnal entre un hombre y una mujer fuera del matrimonio, y no es un invento de la Arquidiócesis de México, sino un mandamiento de la las leyes básicas de cumplimiento obligatorio para el pueblo hebreo, lo cual que tiene aproximadamente 3,500 años. Muchos más que los 200 años del juicio al cura Hidalgo que usted menciona.

Precisamos que el mandamiento no se opone a «hacer el amor», mientras este sea dentro del matrimonio. Por lo visto no ha leído el Catecismo de la Iglesia Católica, la cual explica al acto sexual no es sólo un magnífico regalo de Dios gracias al cual podemos experimentar el placer, la alegría y la santidad de la íntima comunicación entre una pareja, sino también el extraordinario medio a través del cual se transmite la vida a un nuevo ser humano.[1]

Continua diciendo que es un «irracional dogma».

Primeramente aclaramos que dogma y mandamiento no son lo mismo. Los mandamientos son un conjunto de imperativos morales y religiosos que son reconocidos como una base moral en las principales religiones abrahámicas (judaísmo, cristianismo e islam), el dogma en cambio es una verdad revelada definida por la Iglesia, no es (o no necesariamente es) un imperativo moral. El No Fornicaras es un mandamiento, no un dogma.

En cuanto a lo de irracional… usted ve como racional que en el 2010, de acuerdo al INEGI, en México se hayan contabilizado 464 mil 102 embarazos en adolescentes entre los 15 y los 19 años de edad; así como once mil 682 casos de niñas que se convirtieron en madres antes de cumplir los 15 años??

Le parece racional que una niña se embarace? Sabe que , también de acuerdo al INEGI, la mitad de las familias con madres solteras son pobres? Le parece esto racional?

No le suena a usted más “racional” que el acto sexual se realice en un matrimonio donde existe un compromiso que fomenta la estabilidad y el cuidado del menor?  Además de tener más manos para llevar ingresos al hogar?

La estructura familiar, junto con el estatus del trabajo, es un elemento determinante para los indicadores de pobreza y desarrollo de los menores de edad.[2]

En otro lugar de su artículo comenta que la Arquidiócesis los ataca » porque luchamos para que se respete el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo». De verdad cree que un bebe es parte del cuerpo de la mamá? En base a qué? A que está dentro? Cuál es la definición de cuerpo?

Si el embrión concebido naturalmente es parte del cuerpo de la madre, el embrión concebido in vitro, ¿de quién es parte? ¿De la probeta o del congelador?

Es una verdad científicamente demostrada que el embrión (o el feto) no es nunca una parte del cuerpo de la mujer embarazada, sino que desde el mismo momento de su concepción es un ser humano distinto con un DNA diferente al del padre y de la madre; y es por esto que el nuevo ser resulta ser un «cuerpo extraño» para la madre. Podemos fácilmente comprobar esto debido a que el sistema inmunológico de la madre, si se pusiera en contacto con él, lo destruiría. Esto es lo que ocurre en algunos casos de embarazos con problemas. Lo que ocurre en la mayoría de los embarazos es que existen mecanismos fisiológicos, en particular la «barrera placentaria», que separa a la madre del embrión, aunque permitiendo el intercambio de nutrientes y de desechos metabólicos. La placenta es el órgano intermediario que vincula a la madre con el nuevo ser humano, y es la que permite entonces que no ocurra este rechazo. Esta es una prueba científica (no un dogma católico) irrefutable para demostrar que el embrión no forma naturalmente parte del cuerpo de la madre, porque lo que naturalmente forma parte del cuerpo no es rechazado por el sistema inmunológico.[3]

No será más bien la izquierda que usted representa y algunos grupos feministas los que quieren imponer sus dogmas, como el que el bebé es parte del cuerpo de la mamá, sin ninguna base científica o filosófica? Quien está siendo irracional?

En otro párrafo quiere igualar las enseñanza de la iglesia sobre el Homosexualismo al comportamiento de los Nazis, lo cual no tiene punto de comparación. La iglesia está en contra del acto homosexual, nunca en contra de la persona; declara que los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados; ya que son contrarios a la ley natural. Cierran el acto sexual al don de la vida. No proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual.[4]

Esto en lo que se refiere al acto homosexual, en cuanto a la persona homosexual declara que «Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta».[5]

Ahora le pregunto,  esta posición, es comparable a los actos criminales de los nazis hacia los homosexuales. Verdad que no?

Terminamos con los errores, ahora pasemos al tema de la dictadura moral.

Usted cree en la libertad de expresión? Si es así  que no puede la Arquidiócesis y Organismos Ciudadanos expresarse en contra de leyes que consideran contrarias al desarrollo de los mexicanos como los «Derechos Sexuales y Reproductivos» promovidos por el PRD en la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes?

Que no estos “Derechos Sexuales y Reproductivos” promueven el uso irrestricto de métodos anticonceptivos entre niñas, niños y adolescentes, bajo el falaz argumento de que “los niños tienen derecho a la intimidad», además de permitir desde los 12 años que aborten o se cambien de sexo sin el consentimiento de sus padres?

Que no escribió el Senador del PRD Alejandro Encinas en su cuenta de twitter que «Por lo tanto, los derechos sexuales y reproductivos no deben de ser supeditados a las convicciones e ideologías de quienes ejercen una patria potestad, guarda o tutela de las o los menores de edad»?

Ahora resulta que los Padres de Familia no tenemos derecho a educar a nuestros niños, y que si junto con la Arquidiócesis nos oponemos a las aberraciones de PRD es que queremos imponer nuestra moral y deseamos un estado teocrático? No señor Ortega, en este país hay Libertad Religiosa, por lo que cada ciudadano puede seguir, o no seguir, la religión que le dé la gana. En cambio lo que ustedes quieren hacer en un tema tan delicado como es la educación sexual de los menores es imponer su visión de educación sexual (para nosotros libertinaje sexual) sin previa consulta a los ciudadanos.

Los dictadores son los que buscan ejercer la autoridad sin ningún tipo de oposición; la Arquidiócesis y organismos como la Unión de Padres de Familia, Red Familia y Hazte Sentir entre otros nunca han intentado acallar al PRD, ni imponer una “dictadura moral”, simplemente creemos que los padres tienen derecho a educar a sus hijos con los principios que ellos decidan. No estamos obligando a nadie seguir los mandamientos ni a pertenecer a ningún culto religioso.

Ustedes en cambio si quieren imponer su ideología de género a toda la sociedad mexicana sin hacer una consulta a los Padres de Familia, y cuando estos en reacción se hacen sentir, los del PRD desde la tribuna del senado los descalifican completamente al decir que “Es una vergüenza el que nosotros hagamos eco de un sector ignorante y conservador que lo que quiere es dar un vuelco al pasado y no reconocer los derechos plenos que tienen los menores y adolescentes” [6]. De acuerdo al PRD no tenemos entonces derecho a ser escuchados?

Quien es el que actúa como dictador Señor Ortega?

Aclarada nuestra posición le hacemos dos invitaciones, la primera es el conocer a profundidad la fe católica para evitar errores como los que hemos citado en su artículo, y la segunda el escuchar, como debiera ser en una democracia, a todas las voces para crear leyes que promuevan el verdadero desarrollo integral de niños y jóvenes.

 

Atentamente:

Comunidad Hazte Sentir.

 



[1]Catecismo de la Iglesia Católica no. 2363.

[2]The Hamilton Project- Policies to Address Poverty in America- Junio 2014

[3]José Perez Bueno- El cuerpo del embrión no pertenece a la madre.

[4]Catecismo de la Iglesia Católica. No 2357.

[5]Catecismo de la Iglesia Católica. No. 2358.

[6][6]Senador Alejandro Encinas en Tribuna del Senado de la República- 5 de Noviembre 2014.

No hay comentarios