Reliquia e imagen de San Joselito llegan a frontera norte de México rumbo a Estados Unidos

54
San Joselito
Imagen de San José Sánchez del Río en diócesis de Matamoros. Crédito: Cortesía de Camino de la Fidelidad-Red San José Sánchez del Río.

La reliquia ósea y la imagen de San José Sánchez del Río que peregrinan rumbo a San Antonio, Texas (Estados Unidos), ya se encuentran en la diócesis mexicana de Matamoros, en la frontera norte del país.

Ambos objetos partieron de Ciudad de México el 8 de septiembre y se espera que lleguen a San Antonio el 14 de este mes.

La reliquia y la imagen recorrerán diversas parroquias de la Diócesis de Matamoros hasta el 12 de septiembre, y su visita culminará con una Misa celebrada ese día por el Obispo local, Mons. Eugenio Lira, a las 9:00 a.m.

 

continuación, llegarán a la  de Brownsville, Texas.

La escultura de San Joselito fue realizada por el escultor mexicano Carlos Espino.

La peregrinación de las reliquias y la imagen fue promovida por el grupo Camino de la Fidelidad-Red San José Sánchez del Río, como un esfuerzo por “dar a conocer la vida y obra de este joven por la madurez y valentía ante la promulgación y aplicación de leyes injustas”.

En un comunicado remitido a ACI Prensa, Camino de la Fidelidad-Red San José Sánchez del Río destacó que el joven santo, “junto a miles de mexicanos, defendió los derechos de la Iglesia y los derechos fundamentales del hombre como lo es el de la libertad religiosa”.

Nacido en 1913 en Sahuayo, en el estado mexicano de Michoacán, San Joselito vivió la persecución religiosa del Gobierno encabezado por Plutarco Elías Calles, y al inicio de la Guerra Cristera, en 1926, se enroló en el bando cristero.

Cuando su madre trató de disuadirlo, él le respondió: “Mamá, nunca había sido tan fácil ganarse el Cielo como ahora, y no quiero perder la ocasión”.

San José Sánchez del Río fue torturado y asesinado el 10 de febrero de 1928, a la edad de 14, por oficiales del Gobierno de Calles porque se negó a renunciar a su fe.

Camino de la Fidelidad-Red San José Sánchez del Río destacó que “el entorno actual nos presenta grandes retos, y para sacarlos adelante, necesitamos ejemplos y motivaciones que nos ayuden a fortalecer el carácter, desarrollar valores y tener ideales; virtudes que suelen ser fermento de auténticos liderazgos cristianos, que se proyectan en los diversos campos de la vida social, como lo son: el estudiantil, religioso, cultural, político y económico”.

San Joselito, aseguró la organización, “es un gran ejemplo para vivir esa energía y audacia que todo joven lleva en su corazón”.

Fuente: ACI prensa

 

No hay comentarios