Obispos lanzan manual ciudadano para comicios

0
47

Llaman a feligresía a rechazar corrupción; urgen a fortalecer democracia participativa

Frente a las elecciones de 2018, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) impartirá talleres de construcción de ciudadanía en las 93 Diócesis del país, que tienen como objetivo fortalecer las capacidades ciudadanas para la defensa de sus derechos, que los ejerzan y rechacen “todo acto de ilegalidad, corrupción, impunidad, violencia e injusticia”, asegura José Leopoldo González Obispo de Nogales.

El presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social-Cáritas Mexicana asegura —en el documento Transformemos nuestro entorno.

Manual de construcción de ciudadanía— que a México le “urge una ciudadanía que fortalezca una democracia participativa y reconstruya el tejido social”.

Con los talleres, que pretenden tener impacto en millones de católicos y de otras congregaciones religiosas, “la apuesta es decirle al cristiano: ‘Hay que entrarle a la política, en el sentido amplio, no en el sentido partidista’, sino a la política que es la búsqueda del bien común, y en ese sentido involucrarse en lo público y cada quien asumir desde donde esté el participar, quienes tengan la posibilidad de entrar a lo partidista que le entren, pero quienes no, que lo hagan desde la junta de vecinos, asamblea de padres de familia y otras formas de asociación locales”, dijo Jimena Esquivel, secretaria ejecutiva de la Dimensión de Justicia, Paz, Reconciliación, Fe y Política de la Comisión Episcopal de la Pastoral Social.

Explicó que la idea es a largo plazo, que los ciudadanos transformen su entorno social, pero una vez que inicie el proceso electoral rumbo a julio de 2018, la idea es que los obispos puedan hacer “un llamado a lo mejor, para que el voto sea razonado, reflexivo”.

En el documento, el obispo de Nogales reconoce que “la construcción de esta ciudadanía activa y participativa requiere procesos de formación para que las personas desarrollen las competencias que les permitan conocer y defender sus derechos y obligaciones, ejercerlos y rechazar todo acto de ilegalidad, corrupción, impunidad, violencia e injusticia”.

pastoral social que busca, entre otras cosas, transformar su entorno y fortalecer la identidad de los cristianos como ciudadanos comprometidos en la construcción de una sociedad más justa y un país más democrático”.

La tarea que emprenden, agregó, está encomendada a “la intercesión de María Santísima de Guadalupe, que quiso venir a escuchar el clamor de sus hijos, especialmente, los más pequeños y necesitados de su maternal protección”.

El manual retoma una carta del papa Francisco enviada al cardenal Marc Ouellet, presidente de la Pontificia Comisión para América Latina del Vaticano, fechada el 19 de marzo de 2016, en la que habla sobre el significado del trabajo de los pastores y laicos en la vida pública, el cual pretende alentar, acompañar y estimular todos los intentos, esfuerzos que se hacen por “mantener viva la esperanza y la fe en un mundo lleno de contradicciones. Significa, como pastores, comprometernos en medio de nuestro pueblo y con nuestro pueblo sostener la fe y su esperanza.

“Muchas veces hemos caído en la tentación de pensar que el laico comprometido es aquel que trabaja en las obras de la Iglesia o en las cosas de la parroquia o de la Diócesis y poco hemos reflexionado en cómo acompañar a un bautizado en su vida pública y cotidiana; en su quehacer cotidiano, con las responsabilidades que tiene se compromete como cristiano en la vida pública. Sin darnos cuenta hemos generado una élite laical creyendo que son laicos comprometidos sólo aquellos que trabajan en cosas de los curas, y hemos olvidado, descuidado al creyente que muchas veces quema su esperanza en la lucha cotidiana por vivir la fe”, resalta la misiva del pontífice.

Universal

No hay comentarios

Dejar respuesta