Netflix y su firme oposición la Ley del Latido de Georgia (#HeartBeatBill) ¿Debemos los católicos boicotearla?

280
Netflix

El gobernador de Georgia, Brian Kemp, a principios de mayo promulgó un proyecto de ley denominado “Heartbeat Bil”l (iniciativa latido del corazón), que prohíbe el aborto a las seis semanas de embarazo. Georgia es el cuarto estado en aprobar una ley de este tipo solo este año.

Los proyectos de ley prohíben el aborto una vez que se puede detectar un latido fetal. Pero los defensores de los derechos reproductivos y los médicos dicen que las leyes, que prohíben el aborto antes de que muchas mujeres sepan que están embarazadas, constituyen una prohibición casi total del procedimiento.[1]

Esta ley aun no entra en efecto en el estado (está programada para el 1ero de Enero de 2020) , y es muy probable que sea impugnadas en los tribunales. En mayo, por ejemplo, un tribunal federal bloqueó dicha ley en Mississippi. Y el viernes, la American Civil Liberties Union y otros grupos desafiaron la ley de Georgia.

Pase lo que pase en los tribunales, el aumento de las iniciativas HeartBeat en 2019 es una señal de dónde está hoy el debate sobre el aborto, hasta ahora esta ley ha sido votada en los estados de Alabama, Georgia, Missouri y Ohio.  Hace unos años, tales prohibiciones fueron consideradas demasiado extremas incluso por algunos grupos contra el aborto, dijo Rachel Sussman, directora nacional de política estatal y defensa del Planned Parenthood Action Fund. Pero con Donald Trump en la Casa Blanca y el juez Brett Kavanaugh en la Corte Suprema, los opositores al aborto en todo el país están ansiosos por desafiar a Roe v. Wade. Y prohibir el aborto con solo seis semanas de embarazo puede ser una forma de hacerlo.

Ante esto varias compañías que trabajan en el Estado de Georgia, estudios como Netflix y Disney, quienes han hecho fuertes inversiones en el estado debido a su clima, belleza natural y régimen de impuestos, han amenazado con irse si la ley entra en vigor. [2] Este boicot animo a otros estudios mas pequeños como Bad Robot y MonkeyPaw (de JJ Abrams y Jordan Peele) a también amenazar con su partida, y por lo pronto apoyar a las organizaciones que se oponen a la ley.

Ted Sarandos, el director de contenidos de Netflix, fue muy claro al declarar «Tenemos muchas mujeres trabajando en producciones en Georgia, cuyos derechos, junto con otros millones, estarán severamente restringidos por esta ley», «Es por eso que trabajaremos con la ACLU (American Civil Liberties Union of Geoargia) y otros para combatirla en la corte” .

Además de los estudios y productores, actores como Alyssa Milano, Jessica ChastainJohn LeguizamoMark Duplass, Amy Schumer, Gabrielle Union, Uzo Aduba, Ben Stiller, Sean Penn, Mia Farrow, Colin Hanks,, Amber Tamblyn , Mark Hamill, Natalie Portman, Ashley Judd, Don Chealde, , Mark Ruffalo, Sarah Silverman y Naomi Watts, entre otros, se han pronunciado en contra de la ley.[3]

¿Que debemos hacer los católicos?

La Iglesia enseña que los laicos tienen una vocación de evangelizar el mundo, según Lumen Gentium, «en las circunstancias ordinarias del mundo». Debemos hacer esto, dice, no solo por palabra sino por «testimonio». de la vida ”(35). Este testimonio ordinario y cotidiano en el mundo debe actuar «como levadura», «infundiendo un espíritu cristiano en la mentalidad, costumbres, leyes y estructuras» de la cultura que nos rodea (Apostolicam Actuositatem 2, 13).

Parece razonable incluir nuestra actividad de consumo entre las formas en que podemos ejercer este ministerio adecuadamente laico en el mundo que nos rodea. El mercado, como cualquier otra sociedad humana, actúa y reacciona. Puede ser educado y condicionado, dirigido sabiamente o engañado. Nuestra parte en esto puede ser pequeña, como nuestro voto en la elección de nuestros gobernantes, pero es real.[4]

Los activistas en el mercado, como en la política, entienden que la acción colectiva puede multiplicar enormemente nuestra influencia. ¿Porque hay tantas compañías hoy en día que se inclinan al pro-aborto o al activismo gay? ¿Realmente es porque los dueños creen firmemente en este tipo de cuestiones? Quizá en algunos casos, en la mayoría es debido a que la presión de grupos bien organizados (como el LGBT y los pro-aborto) que les hacen creer que si no ayudan a sus causas (solo verifiquen cuantos conglomerados se pintaron de arcoíris este mes de Junio, mes del “orgullo” gay) puede dañar su negocio; por lo que más que una decisión ética o política, se trata de una decisión económica.

Por ende, parece que boicotear a ciertas compañías por razones morales (y, para el caso, apoyar intencionalmente a otras) puede ser parte de nuestra vocación laica, y podría conducir a un buen resultado.

¿Qué hacer entonces en el caso preciso de Netflix? Para decidirlo debemos revisar tres principios de la moral católica.

Primer Principio- Cooperación Material vs Formal

Hay dos formas en que podemos cooperar moralmente con el acto de otra persona. La cooperación material proporciona algún tipo de instrumento mediante el cual se lleva a cabo el acto. Si le doy un arma a alguien que la usa para cometer un homicidio, coopero materialmente en ese acto. La cooperación formal incluye un intento voluntario de ayudar al acto. Si le doy una pistola a alguien con el conocimiento y la intención de que la use para cometer un homicidio, coopero formalmente.

Si nuestra cooperación fuera tan formal como material: comprar el lápiz labial Estee-Lauder expresamente porque la compañía promete donar a Planned Parenthood [5], seríamos culpables de cooperar en el mal.[6]

Segundo Principio – Cooperación mediata vs inmediata

A veces cooperamos materialmente con un acto de una manera que es necesaria y esencial para su comisión, como entregarle el arma a un hombre que no podría cometer homicidio sin esta. Otras veces, la cooperación está relacionada materialmente con el acto, pero no es necesaria para ello: por ejemplo si con el dinero que le pagamos a un albañil para arreglar nuestra casa, este se compra un cuchillo que después utiliza para cometer un homicidio.

La cooperación material inmediata conlleva un nivel mucho más fuerte de responsabilidad moral. Sólo la ignorancia extrema podría excusarlo; De lo contrario, es equivalente a la cooperación formal.

La moralidad de la cooperación material mediata dependerá de la «distancia» moral entre el acto que hacemos (nuestra compra) y el mal que más tarde ayuda de alguna manera.

Tercer Principio: Cooperación próxima vs. remota

Los términos próximo y remoto se utilizan para caracterizar esa distancia. La mayor parte del tiempo, cuando hablamos de boicotear un negocio debido a la maldad a la que contribuye, estamos hablando de una cooperación moral remota.

Por ejemplo; si compro un café en una cafetería, y esta paga a sus empleados, proveedores, utilidades e impuestos y posteriormente remite el sobrante a la matriz, la cual dona dinero a través de una afiliada a una asociación que fomenta el aborto; estamos hablando de una cooperación remota, la distancia moral es de varios grados entre el peso que gastamos y el daño causado, lo cual diluye nuestra posible culpabilidad.

Caso contrario es si compro ese mismo café en una campaña de recaudación de la proabortista GIRE; sabiendo perfectamente que el dinero obtenido será utilizado para acciones relacionadas con el aborto. En este caso la proximidad de la cooperación incrementa la culpabilidad moral por los males que causará.

Entonces, según la enseñanza católica sobre la cooperación moral, la mayoría de las veces no estamos moralmente obligados a boicotear a las empresas que cooperan de una manera remota y material en algún mal. Pero sabemos que los laicos tienen una misión especial de ser levadura para el mundo, en las circunstancias normales del mundo. Sabemos que las empresas se preocupan por lo que sus clientes piensan de ellos y responden en consecuencia. Y podemos observar que la acción colectiva fortalece el poder del consumidor.

En el caso de Netflix, la cual se esforzó por mostrar su cooperación material y expresó públicamente su cooperación formal, consideramos que si debemos boicotearla.

Los boicots pueden enviar una señal al mercado de que los cristianos y nuestros aliados culturales no son rechazados; Que amamos la vida y la verdad más que las cosas.[7]

Además del boicot, debemos trabajar positivamente y apoyar púbica y organizadamente a líderes, como Clint Eastwood quien desafió a Hollywood al declarar que el si va a seguir filmando en Georgia[8], y a compañías como Nivea, la cual rechazó utilizar propaganda gay para sus productos.[9]

Fuimos varios los que organizados cancelamos Netflix y firmamos una campaña colectiva que promueve su cancelación; lo cual si causó daños inmediatos por reducción de ingresos[10], y sobre todo, daño reputacional, lo cual tiene efecto en el mediano plazo. En estas campañas también se mencionó a Disney y Hulu.[11]

En me caso opté por otra compañía de contenidos, que, aunque no piensan 100% como yo, por lo menos no apoya material y formalmente el aborto. Posiblemente en otras familias católicas, debido a sus dinámicas y número de miembros, una acción tan inmediata sería más complicada; sin embargo, si consideramos que es nuestra obligación como católicos el transmitir lo que están haciendo con nuestros recursos y hacer conciencia de que hay cuestiones más importantes que la serie de moda, Esto deberá provocar que en forma gradual, pero constante, el que se orienten nuestros hábitos de consumo hacia elecciones que estén en mayor sintonía con nuestra fe.

Hazte Sentir

[1] https://www.vox.com/policy-and-politics/2019/4/19/18412384/abortion-heartbeat-bill-georgia-louisiana-ohio-2019

[2] https://www.newsweek.com/disney-netflix-georgia-abortion-boycott-ban-restriction-money-1439436

[3] https://www.lifenews.com/2019/04/02/star-wars-actors-mark-hamill-and-natalie-portman-will-boycott-georgia-if-it-bans-abortion/

[4] https://www.catholic.com/magazine/online-edition/to-boycott-or-not-to-boycott

[5] https://www.2ndvote.com/estee-lauder-putting-lipstick-on-a-planned-parenthood-pig/

[6] https://www.catholic.com/magazine/online-edition/to-boycott-or-not-to-boycott

[7] https://www.catholic.com/magazine/online-edition/to-boycott-or-not-to-boycott

[8] https://www.clarin.com/espectaculos/cine/clint-eastwood-filmara-georgia-pese-boicot-medio-hollwyood-ley-antiabortista_0_L0TAptkyp.html

[9] https://www.aciprensa.com/noticias/agencia-de-publicidad-rompe-relacion-con-nivea-por-no-aceptar-campana-progay-40400

[10] https://www.faithwire.com/2019/06/04/exodus-netflix-has-already-lost-41800-after-new-petition-urges-christians-to-cancel/

[11] https://www.breitbart.com/entertainment/2019/06/04/netflix-faces-pro-life-boycotts-in-u-s-and-u-k/

No hay comentarios