Movilización de familias bloquea la inyección de dinero público para el aborto en México

0
523
Movilización de familias bloquea la inyección de dinero público para el aborto

Una rápida movilización de centenas de familias en diecisiete estados de la República Mexicana consiguió este 26 de febrero que el gobierno federal se comprometiera a frenar una iniciativa oficial que inyectaría dinero público para la promoción del aborto. Tales recursos deberían ser originalmente destinados al desarrollo social.

El Frente Nacional por la Familia (FNF) objetó una convocatoria del Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol) que determina la aplicación de recursos económicos en proyectos de organizaciones civiles que promuevan o contribuyan al «acceso efectivo» de las mujeres al aborto  a través del programa de coinversión para el fortalecimiento de la igualdad y la equidad de género.

El Frente hizo un llamado a los ciudadanos para presentarse este lunes 26 en las delegaciones de la Secretaria de Desarrollo Social (Sedesol), de la que depende el Indesol, en cada estado del país para exigir la retirada de los apartados que, en la convocatoria, favorecen iniciativas proaborto.

Cientos de familias respondieron al apelo y, a lo largo del día, llegaron a las puertas de las oficinas regionales de Sedesol en 17 de las 32 entidades federativas: Aguascalientes, Baja California, Campeche, Coahuila, Colima, Córdoba, Durango, Guanajuato, Morelos, Nuevo León, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Tamaulipas, Veracruz, Yucatán y Zacatecas.

El Frente solicitó formalmente a traves de un oficio dialogar con Leticia Montemayor, quién desde el 14 de febrero es la nueva titular del Indesol. Por la tarde, el presidente del FNF, Rodrigo Ivan Contes, fue recibido en una reunión que duró poco más de dos horas.

«Después de un larga conversación, se nos aseguró que ni el Indesol, ni la Sedesol, aplicarán recursos públicos en la promoción del aborto, ni un solo peso. Además nos han invitado a que nos sumemos a las mesas que dictaminarán los proyectos para cerciorarnos de que la palabra dada será cumplida», explica Cortes.

En declaraciones a D’Vox, Cortes informó que Montemayor coincidió con el Frente en que la eliminación de personas no puede considerarse como una pauta para el desarrollo social y reconoció que el instituto no tiene atribuciones para aplicar recursos para el aborto.

«Creo que es un logro de la sociedad civil organizada que actuó de forma ágil y oportuna. Reconocemos la sensibilidad de Montemayor, que dio una respuesta rápida y respetuosa, a través de un fructífero dialogo, a un reclamo con arraigo profundamente popular», apunta el dirigente del Frente.

Por su parte, el Indesol publicó en su cuenta de Facebook una foto del encuentro con el siguiente texto: «en una reunión muy agradable con Rodrigo Iván Cortés, Presidente del FNF, nuestra titular, Leticia Montemayor, trató el tema del numeral 4 de la Convocatoria publicada por el Indesol».

Y remata: «no existen atribuciones de este Instituto, para realizar actividades de promoción y divulgación del aborto». La respuesta fue contundente y rápida.

Durante el diálogo, Montemayor explicó al Frente que la redacción dada a la convocatoria se debe a que, cuando el Indesol quedó acéfalo por la muerte de su anterior titular, Maria Angelica Luna, hubo personas que vieron la oportunidad de insertar el tema del aborto.

El Frente presentó sus objeciones a la convocatoria del programa de coinversión social, además del Indesol, a los titulares de Sedesol, Gobernación, Hacienda y también a la Procuraduría General de la República. Responsables de cada una de estas dependencias dedicaron parte de la mañana del lunes a discutir la queja, y por la tarde, en la reunión con Montemayor, ya había respuestas.

Como informó Indesol, la discusión se centró en el numeral 4 de la convocatoria, divulgada en el Diario Oficial el pasado 30 de enero, en el que se disponen recursos para «la divulgación de temas vinculados con salud sexual y reproductiva, para la prevención de embarazos no deseados en adolescentes, jóvenes y mujeres, y para el ejercicio pleno y responsable de los derechos sexuales».

Así como «para el acceso a servicios de salud y otras políticas públicas vinculadas al aborto legal y seguro e interrupción legal del embarazo».

Este tópico concreto es enfatizado en el apartado 4.4 del documento, que especifica que los recursos podrán usarse para la «promoción de acciones de acceso efectivo al aborto legal y seguro, así como a la interrupción legal del embarazo, de acuerdo con la legislación estatal y federal vigente, incluida la Norma Oficial Mexicana NOM 046».

La referida NOM 046 contempla un ‘paquete’ de criterios y directrices de la Secretaria de Salud para prevenir y atender la violencia familiar y sexual, y contiene un dispositivo que libera a los médicos para practicar el aborto, incluso en menores sin autorización paterna, si es solicitado afirmando que se sufrió una violación. Basta solo la palabra de quien lo pide.

Por tanto, el numeral 4 de la convocatoria estipula claramente que el dinero recibido puede usarse no solo para promover el aborto, sino también para hacerlo ‘accesible’, comprando, por ejemplo, aparatos para realizarlo.

El monto total de los recursos del erário dispuestos para el programa es de 13 millones de pesos; y cada proyecto que fuera elegido bajo con el objeto de promoción y «acceso efecto» al aborto podría recibir entre 150 mil y 250 mil pesos.

De allí, la urgencia en la alarma encendida por el Frente, que obtuvo una respuesta ágil, robusta y capilar en todas las regiones del país, gracias a la cual, ahora, «ni un peso se destinará al aborto», por lo menos a través del programa de coinversión social del Indesol.

 

[ D’Vox ]

 

 

No hay comentarios