La violencia en México no se solucionará con legalización de marihuana, advierte Arzobispo

0
37
Planta de marihuana. Foto: Pixabay / Dominio público.

El Arzobispo de Monterrey (México), Mons. Rogelio Cabrera, advirtió que el drama de la violencia que vive el país “no se resolverá” legalizando el uso lúdico de la marihuana.

El 31 de octubre, al evaluar dos medidas de amparo solicitadas, la Suprema Corte de Justicia de la Nación de México (SCJN) declaró inconstitucional la “prohibición absoluta del consumo recreativo de marihuana”.

La SCJN indicó además que al ser la quinta sentencia similar sobre el consumo lúdico de marihuana, “el criterio será obligatorio para todos los tribunales del país”.

Con esta resolución quedan abiertas las puertas a la legalización de la marihuana en México.

En los últimos meses, Olga Sánchez Cordero, senadora del partido Morena y anunciada como próxima Secretaria de Gobernación de México, aseguró que el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, le dio “carta abierta” para buscar la legalización de la marihuana como un camino para “pacificar este país”.

En diálogo con la prensa el 4 de noviembre, Mons. Cabrera aseguró que “el problema de la violencia no se resolverá por una ley que dé apertura al uso, como dicen lúdico, de las drogas”.

“Me ha tocado escuchar a los expertos en salud y dicen que esto trae serios problemas de salud para los jóvenes”, y de modo especial repercute en los adolescentes.

“Creo yo que quien tiene que tomar esta decisión tiene que hacerlo con mucha prudencia, y sabiendo que a las grandes penurias que tiene nuestra economía nacional se agregarán más problemas de salud”, dijo.

El Arzobispo de Monterrey señaló que duda que los padres de familia “estén de acuerdo con esta ley, porque quien tiene cerca la dificultad son quienes cuidan de sus hijos”.

Por su parte, la plataforma mexicana ConParticipación lanzó una campaña de recolección de firmas a través de CitizenGO para exigir a la SCJN una “salud sin drogas para nuestros jóvenes”.

Marcial Padilla, director de ConParticipación, dijo que decisiones como la legalización de la marihuana “no les toca a los jueces, le toca a los ciudadanos, sea directamente o sea a través de nuestros representantes. Los jueces no tienen por qué decidir esto”.

“El segundo problema es que la marihuana afecta la salud de los jóvenes y de los niños, y no basta con que alguien lo haga en lo privado. Afecta la salud de todos, porque crea un entorno donde la marihuana va a ser la puerta de entrada a muchas otras adicciones”, dijo.

De acuerdo al Centro para el Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, al menos una de cada diez personas adultas que consumen marihuana se convertirán en adictos. En el caso de menores de 18 años, la proporción aumenta a una de cada seis personas.

Las personas adictas a la marihuana además enfrentan mayor riesgo de “problemas de atención, memoria y aprendizaje”.

“El uso de la marihuana afecta directamente al cerebro, específicamente las partes del cerebro responsables de la memoria, el aprendizaje, la atención, la toma de decisiones, la coordinación, las emociones y el tiempo de reacción”, señala el organismo de salud.

El uso de cannabis, como también se conoce a esta planta, “está asociado con el desarrollo de esquizofrenia y otras psicosis (pérdida de realidad). El riesgo es más alto para los usuarios más frecuentes”.

“Los consumidores intensos de cannabis son más propensos a presentar pensamientos de suicidio que los no consumidores”.

Además, indica CDC, “los consumidores de cannabis a largo plazo son más propensos a desarrollar desorden de ansiedad social que los no consumidores. El consumo frecuente y a largo plazo podría estar relacionado con empeoramiento de los síntomas en individuos con desorden bipolar”.

ACI PRENSA

No hay comentarios

Dejar respuesta