La Organización de las Naciones Unidas, sus escándalos por abuso sexual. A medir con la misma vara?

837

En febrero del año pasado, el Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas censuró a la Santa Sede en un informe de 16 páginas donde indica que adoptó políticas que permitieron a sacerdotes violar y acosar a miles de niños ,además de criticar severamente las actitudes hacia la homosexualidad, planificación familiar y el aborto, pidiendo que revisen sus políticas para asegurar que se protejan los derechos de los niños y su acceso a la salud.

En febrero del año pasado, el Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas censuró a la Santa Sede en un informe de 16 páginas donde indica que adoptó políticas que permitieron a sacerdotes violar y acosar a miles de niños ,además de criticar severamente las actitudes hacia la homosexualidad, planificación familiar y el aborto, pidiendo que revisen sus políticas para asegurar que se protejan los derechos de los niños y su acceso a la salud.

La presidenta del Comité, Kristen Sandberg, añadió que “La Santa Sede sistemáticamente ha puesto la preservación de la reputación de la Iglesia y la protección de los autores de los abusos por encima del mejor interés de los menores. La Iglesia ha impuesto un código de silencio a los niños y la presentación de informes a las autoridades policiales y judiciales nacionales nunca ha sido obligatoria”.[1]

Consideramos estas declaraciones injustas ya que no toman en cuenta los esfuerzos realizados por la Santa Sede, como a continuación expondremos, además de que la ONU no se aplica a sí misma la receta que quiere aplicar a otros.

Primero que nada no vamos a defender lo indefendible, durante las últimas décadas del siglo pasado si hubo errores de omisión y juico que permitieron a algunos sacerdotes pederastas el cometer actos criminales que se pudieron haber evitado si se hubiese hecho caso a una serie de denuncias presentadas. Lo anterior los papas Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco I lo han reconocido y han pedido perdón en múltiples ocasiones. El Papa actual declaró el año pasado que los hechos “algo más que actos reprobables, es como un culto sacrílego, porque esos chicos y esas chicas les fueron confiados al carisma sacerdotal para llevarlos a Dios, y ellos los sacrificaron al ídolo de su concupiscencia”. [2]

Sin embargo, la Iglesia no se ha limitado a pedir perdón, en Mayo de 2014, el embajador del Vaticano ante la ONU en Ginebra, el Arzobispo Silvano Tomasi revelo estadísticas comprensivas acerca de los sacerdotes disciplinados en la última década acusados de violar o molestar niños, diciendo que 848 sacerdotes han sido apartados de su ministerio y otros 2,572 fueron sentenciados a vidas de oración y penitencia en lugares que no tuvieran contacto con menores, estas últimas sanciones son por lo general cuando el sacerdote acusado es de edad avanzada.

Adicionalmente Francisco I creó una Comisión ad-hoc para la Prevención de Abusos Sexuales de los Sacerdotes hacia los niños. Esta comisión, compuesta por 8 personas, incluye a cuatro mujeres y cinco laicos, dentro de los cuales hay profesionales de la salud, expertos en ley civil y derecho canónico, y sobrevivientes de abusos.

En cuanto a llevar a los sacerdotes a la justicia, la Santa Sede declaró que el intentar aplicar la Convención a otros Estados podría constituir una violación al principio de no injerencia en los asuntos internos de los Estados, es decir, la iglesia no es la policía local (la ONU aquí “olvida” la separación Iglesia-Estado) , son las instituciones de justicia las encargadas de aprehender y juzgar a los abusadores.

Desde el año 2001 el Papa Juan Pablo II insistió a sus obispos en que todas los casos de abuso fueran referidos a Roma para que fueran manejadas por la Congregación para la Doctrina en la Fe, dirigida entonces por Joseph Ratzinger, hoy Papa Emérito Benedicto XVI, quien en los dos últimos años de su papado castigó a casi 400 sacerdotes culpables los cuales terminaron siendo expulsados del estado eclesiástico. Este mismo Papa en el 2010 instruyó a las diócesis a reportar a los sacerdotes sospechosos a la policía y el crear nuevas guías para proteger a los niños.[3]

Lo anterior se puede perfeccionar? Seguramente…. Pero de eso a decir que “adoptó políticas que permitieron a sacerdotes violar y acosar a miles de niños” no está fuera de todo sano juicio?

Ahora, por qué consideramos que en la ONU no se mide a si misma con la misma vara?

Los abusos sexuales no son un problema solamente católico como ha hecho creer gran parte de los medios internacionales, de hecho el porcentaje de casos de abuso sexual dentro de la iglesia católica es menor que el de otras instituciones religiosas y que el de la población adulta en general.[4]

Analicemos los casos sucedidos en la misma ONU.

En los últimos 15 años hay por lo menos 5 países en donde hubo abuso sexual por parte de trabajadores de la ONU, estos son en Bosnia, Haití, Costa de Marfil, Congo y Sudan.

Veamos detalles de algunos de ellos:

Costa de Marfil-  en el 2011 salió a la luz por medio de WikiLeaks el escándalo de intercambio de Comida por Sexo en donde trabajadores de la ONU pedían sexo a cambio de provisiones a las niñas menores de edad. El vocero de la ONU, Michelle Bornardeux reconoció que 16 personales de la paz fueron repatriados a Benín, prohibiéndoles volver a trabajar para la Organización, no se mencionó que fueran llevados a la justicia por parte de la ONU en su país de origen….. como si exigen al Vaticano.

Recalcamos que el hecho no fue reconocido por la ONU sino hasta después del filtrado de información; esa es la transparencia que exigen hoy al Vaticano?

Bosnia- En 2001 varios trabajadores de la paz de la ONU estuvieron directamente involucrados en proveer de esclavas sexuales a un burdel en Bosnia. La persona que descubrió y dio a conocer el hecho, Kathryn Bolkovak, fue despedida por DynCorp, un contratista de la ONU que empleaba y entrenaba a policías en Bosnia. Ninguno de los acusados ha sido enjuiciado hasta la fecha. Nos preguntamos, ese es el mismo compromiso y responsabilidad que le exigen al Vaticano?

Esta historia fue llevada al cine en la película “The WhistleBlower”  del año 2011, protagonizada por la actriz británica Rachel Weisz. Después de que Ban Ki-Moon la vio la película con su equipo de trabajo escribió a la Directora Larysa Kondracki para decirle que se había sentido “herido” y que la película apuntaba a áreas en donde su trabajo había dejado preguntas sin responder.

Sin embargo desde entonces no ha asignado al Asesor Especial en Abusos Sexuales, plaza creada por su antecesor Kofi Annan en 2004 y vacante desde el 2010.

Que sucede, Señor Secretario General?  A pesar de que las últimas cifras oficiales señalan que los casos reportados crecieron 10% del 2012 al 2013….. aun no encuentra a nadie calificado? [5]

En un reporte de Febrero de 2014 que habla sobre las medidas ante el abuso sexual se señala que la aplicación extraterritorial de las leyes nacionales de los Estados miembros a su personal sigue siendo un problema , ya que algunas las leyes nacionales no permiten la persecución de los delitos cometidos fuera del Territorio del Estado Miembro cuando se trata de personal ajeno al personal militar.[6]

Nos seguimos preguntando, si ellos mismos reconocen el problema de la aplicación extra-territorial de la ley… por qué si se lo exigen sin cortapisas al Vaticano?

Concluimos, la ONU no se mide con la misma vara con la que midió al Vaticano en su reporte.

Aclaramos, al señalar las fallas de la ONU no intentamos justificar los errores de la Iglesia ni ser tan delicados y soberbios para considerar que nadie nos puede llamar la atención; “Un solo sacerdote pederasta es demasiado”, declaró Benedicto XVI a los católicos de Irlanda, por lo que cualquier crítica imparcial hacia la Iglesia que abone a resolver el problema debería de ser más que bienvenida.

Tampoco queremos hace creer que en la ONU todo está podrido….. seriamos igual de injustos que ellos. Naciones Unidas ha creado protocolos de prevención y atención y si vemos la tendencia de las denuncias presentadas en los últimos diez años, vemos que es hacia la baja.

Lo que nos extraña es que conociendo en carne propia las dificultades a las que debes de enfrentarte y el tiempo que se toma en resolverlas,  se presente un reporte duro y parcial que no toma en cuenta los comprobables y evidentes esfuerzos que ha realizado la Santa Sede especialmente en los últimos quince años, además de entrar, por cuestiones ideológicas a temas que no le correspondían a esa comisión, como son el aborto, la contracepción y el homosexualismo, violando la Libertad Religiosa de su propia Declaración de Derechos Humanos.

Esto nos lleva a pensar que su objetivo principal es otro, y probablemente es el de mantener a la Iglesia en el centro del escándalo para obligarla a cambiar sus posturas con respecto el aborto, planificación familiar y homosexualismo, y así tener el camino pavimentando para promover libremente su agenda de Derechos Sexuales y Reproductivos. Esta hipótesis la podemos comprobar con las acciones del último año de la ONU en México; lo cual analizaremos en el próximo artículo… La Organización de las Naciones Unidas- las contradicciones.

 


[1]Centro de Noticias ONU http://www.un.org/spanish/News/story.asp?NewsID=28651#.VMasn_6G-So

[2]Papa Francisco I, Ciudad el Vaticano, 11/04/2014

[3]http://www.vatican.va/resources/resources_guide-CDF-procedures_sp.html

[4]Plante, T. G., & McChesney, K. (Eds.). (2011). Sexual Abuse in the Catholic Church: A Decade of Crisis, 2002-2012. Santa Barbara, CA

[6]http://minusma.unmissions.org/Portals/MINUSMA/CDT/Documents/Special%20measures%20for%20protection%20from%20sexual%20exploitation%20and%20abuse%20.pdf

No hay comentarios