La Iglesia en Venezuela y su lucha contra la escasez

334

El obispo de Carúpano, Venezuela, asegura que el país es un ejemplo de desastre económico y habla sobre la ayuda requerida.

La Iglesia católica en Venezuela es una de las instituciones con mayor credibilidad por su apoyo ante la crisis que atraviesa la nación, así como labor para combatir la escasez de alimentos, principalmente a través de Cáritas, lo que no siempre ha sido bien recibido por el gobierno de esa nación.

“Tenemos planes de alimentación, repartimos medicamentos, ofrecemos formación para la juventud y la familia, ya que los valores se han destruido. La delincuencia ha tomado las ciudades, del seminario que yo dirijo secuestraron a todos los padres y los amenazaron de muerte”, denuncia en entrevista Mons. Jaime Villarroel, Obispo de Carúpano, región en la costa noreste de Venezuela, quien visitó México con el fin de invitar a los católicos a ayudarlos a través de la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada.

“Hemos ofrecido nuestra ayuda para dar una salida política a la crisis, sólo que el gobierno no quiere saber nada de nosotros, nos insulta, dice que la Iglesia es un cáncer que hay que extirpar, alienta a sus grupos de choque y les da armas para que nos agredan”, asegura.

Un ejemplo de desastre

Villarroel recuerda que hace 20 años Venezuela era un referente de prosperidad en América Latina, tras el gobierno del expresidente Hugo Chávez y el actual gobierno de Nicolás Maduro es un “ejemplo de desastre económico”, que ha llevado a 3 millones y medio de venezolanos a huir, según las estimaciones de la ONU.

Ambos gobiernos lograron imponerse mediante un recurso: el poder de las armas, considera “Actualmente, el 70 por ciento de los ministerios del Estado tienen a militares al frente; ellos tienen grandes sueldos y reciben aumentos constantemente. Viven como unos verdaderos marajás (príncipes), dijo, al contrario que el resto de la población.

Por Vladimir Alcántara

Siame

No hay comentarios