La Conapred- Previene Discriminación o Discrimina por Presión?

0
672

Durante el mes de Febrero de este año la CONAPRED prohibió al psicoterapeuta norteamericano, Richard Cohen el llevar a cabo la conferencia con el título “Como Amar Correctamente” en la Ciudad de México, esto debido a que la consideraron discriminatoria contra la comunicad LGBTTTI en la Ciudad.

El argumento fue que “la homosexualidad es una orientación o preferencia sexual humana que no puede ser considerada como una conducta delictiva, ni de infracción, ni tampoco debe ser objeto de ‘tratamientos’ que partan de un enfoque o perspectiva de sanación, cambio, curación o enfermedad”. Agregó que “las conductas discriminatorias hacia la población LGBTTTI en la Ciudad de México son inaceptables, por lo que ofrecer una opción de ‘cambio’ de una condición legítima como es la homosexualidad, debe ser considerada como injustificada y tendente a promover en la sociedad prejuicios y estigmas”.

Durante el mes de Febrero de este año la CONAPRED prohibió al psicoterapeuta norteamericano, Richard Cohen el llevar a cabo la conferencia con el título “Como Amar Correctamente” en la Ciudad de México, esto debido a que la consideraron discriminatoria contra la comunicad LGBTTTI en la Ciudad.

El argumento fue que “la homosexualidad es una orientación o preferencia sexual humana que no puede ser considerada como una conducta delictiva, ni de infracción, ni tampoco debe ser objeto de ‘tratamientos’ que partan de un enfoque o perspectiva de sanación, cambio, curación o enfermedad”. Agregó que “las conductas discriminatorias hacia la población LGBTTTI en la Ciudad de México son inaceptables, por lo que ofrecer una opción de ‘cambio’ de una condición legítima como es la homosexualidad, debe ser considerada como injustificada y tendente a promover en la sociedad prejuicios y estigmas”.

Richard Cohen, un ex homosexual autor de cuatro libros, quien ha dado conferencias en varias partes del mundo, que ha aparecido en programas como Larry King, CNN, MSNBC y Fox entre otros y que ha ayudado a miles de personas con resultados probados; no puede hablar públicamente México, se lo prohíbe la CONAPRED, esto aunque el evento sea en un recinto privado y ante un público que asiste de manera voluntaria.

Entiendo que en pleno siglo XXI, donde hay libertad de creencias y libertad de expresión el prohibir a alguien el transmitir sus ideas debiera ser porque se trata de algo completamente ofensivo y/o dañino para la sociedad; se me ocurre por ejemplo una conferencia a favor del nazismo, o algo que en su naturaleza no busque algo positivo, si no que busque directamente el ataque y ofensa, por ejemplo la quema de una bandera o símbolo nacional. Sin embargo, si lo anterior no se cumple estaríamos cayendo en un acto de discriminación (o hasta totalitarismo) que solo permite la libre expresión de ideas cuando esté de acuerdo con la agenda o modo de pensar de ciertos grupos….. me pregunto, que no es esto lo que precisamente la CONAPRED debería de evitar?

Analicemos los argumentos utilizados para prohibir la conferencia de Cohen para determinar si son conformes con la realidad y si realmente cumplen las condiciones para considerarlo un acto discriminatorio:

Primero, incita el odio? La conferencia se titulaba “Como Amar Correctamente”, de saque yo no considero que el título incite el odio hacia nadie. Busca algo positivo, el amar de forma apropiada.

Segundo, promueve prejuicios? El considerar un cambio a una condición legítima tiende a promover en la sociedad prejuicios y estigmas? De verdad? Pongamos como ejemplo el divorcio; que sucede si llega un terapeuta y en una conferencia habla sobre la posibilidad de cambiar tu estado de divorciado al de casado con tu pareja original? Esto significa que causemos prejuicios y estigmas hacia los divorciados? Una hipotética Asociación de Divorciados y Separados de México puede acusar al presentador de que incite el odio hacia ellos?

No, el sugerir un cambio no forzosamente cuestiona la legitimidad del objeto o condición que se desea cambiar, simplemente contempla la posibilidad de que exista una condición diferente, la cual, de acuerdo al presentador, puede ser mejor. El concepto de cambio intrínsecamente no promueve prejuicios ni estigmas.

Tercero, la CONAPRED comenta que no puede haber tratamientos que partan de una perspectiva de sanación o cambio. Me pregunto, para que entonces son los tratamientos… para no cambiar nada? Es que existen tratamientos que no busquen una sanación o cambio? El argumento es absurdo. No sería mas sencillo para la CONAPRED el decir que en México están prohibidos los tratamientos sobre el homosexualismo y punto? (esto, por supuesto, sin necesidad de aportar ningún argumento científico).

Cuarto, se ha demostrado que este tratamiento sea dañino? No, no hay consenso médico al respecto. Las guías éticas de algunas organizaciones como la American Psychriatic Association- APA, sugieren que no se lleven ese tipo de terapias, sin embargo algunos de sus más notables miembros como Charles Socarides[1] y Robert Perloff (ex presidente) no estuvieron de acuerdo con esta declaración.[2]

Además asociaciones reconocidas como American College of Pediatricians y National Association for Research & Therapy of Homosexuality (NARTH) opinan que estas terapias si pueden ayudar a los pacientes.

No hay ninguna prueba científica que demuestre que se nace homosexual ni que, en caso de darse esta situación, sea irreversible.

Quinto, le pregunto a la CONAPRED, es que en México no existe el derecho a la autodereminación? Ningún homosexual tiene el derecho de intentar cambiar su condición? Es que cuenta la CONAPRED con una estudio que concluya que TODOS los homosexuales del país están satisfechos con su homosexualidad y que ninguno de ellos cree positivo, o por lo menos interesante el escuchar a alguien que puede ofrecer un tratamiento que le permita ser heterosexual? De verdad no hay nadie en México con esa situación? Lo dudo mucho… y en el improbable caso de que así fuese, si la comunidad LGBTTTI está tan segura de su condición, porque no  permitir que un ex homosexual, que de niño fue violado y maltratado, pueda contar su experiencia de cambio?…. pues exactamente a que le tienen miedo?

En suma, si la terapia no incita el odio ni el perjuicio, no hay consenso de que sea dañina, y es VOLUNTARIA,  por que prohibirle a un profesional hablar?

Será que en México ya estamos  obligados a ver el homosexualismo como algo inherente, positivo  e inmutable y por ende se debe de callar a quien, de forma respetuosa y con base científica, opina diferente?

Desgraciadamente así parece, la LGBTTTI, una organización que no sabe y no quiere debatir, desea imponer a la sociedad mexicana sus criterios y para lograrlo está utilizando a una ignorante, ideologizada y moldeable CONAPRED como brazo ejecutor para silenciar a quien no se pliega a su agenda, por lo que en los hechos, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación está haciendo lo que por definición debiera evitar; está discriminando a Cohen, a la comunidad científica y sobre todo discrimina contra los homosexuales con deseo de cambio en México, uno de los grupos que con mayor cuidado debiera proteger.

 

 


[1] http://en.wikipedia.org/wiki/Charles_W._Socarides

[2] http://www.narth.org/docs/perloffaward.html

No hay comentarios