Joven secuestrada y violada por la guerrilla: “En las FARC es un delito tener un hijo”

0
220
Joven secuestrada y violada

Una exguerrillera de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), secuestrada e incorporada a la milicia desde los 11 hasta los 22 años, reveló cómo las mujeres dentro del grupo narcoterrorista eran sistemáticamente violadas y sometidas a abortos forzados.

Te roban de tu familia, te cambian una muñeca por un arma y un parque por un campo de batalla, te ganas unos enemigos y además de eso, te violentan sexualmente”, dijo Sara Morales a la cadena de televisión colombiana RCN.

Las FARC, grupo narcoterrorista de corte marxista, surgieron en la década de 1960. Se estima que durante sus cinco décadas en actividad secuestraron a más de 12 mil personas y asesinaron a varios miles más.

Recientemente, el grupo firmó un polémico acuerdo de paz con el gobierno de Colombia, se desarmó, se lanzó como partido político y cambió el significado de sus siglas a “Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común”.

Sin embargo, Sara Morales, víctima de la violencia al interior de las FARC, asegura que “las violaciones sexuales nos dañaron el alma. No hay un instante en la vida en la que no nos despertemos sin pensar en lo que pasamos”.

La joven dijo que cuando denunció a su violador dentro del grupo narcoterroristra, el comandante Pastor Alape, hoy miembro de la Dirección Nacional de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, la hizo bailar con su agresor “para evitar que los guerrilleros se llevaran una mala imagen y que vieran que nosotros nos volvíamos a ser amigos y que todo había quedado en el perdón”.

“Campamento aborto” de las FARC

“Allá en la zona donde estábamos –recordó– llegó a haber un campamento que se llamaba así, campamento aborto”, dijo.

A Sara, por tener un rango mayor, le permitieron tener a los bebés fruto de las violaciones a las que fue sometida, y entregarlos en adopción a familias de campesinos, de quienes luego los pudo recuperar. Pero vio cómo a otras guerrilleras las obligaban a abortar.

“Creo que en ese campamento se llegaron a hacer más de 100 abortos en cuestión de días. Traían peladas (jóvenes) que tenían tres, cuatro, cinco meses de embarazo. El que no lo podían hacer con citotec, que son las pastillas que utilizaban para el aborto, los hacían con las cucharas, que son las que pican a los bebés”.

“Te puedes imaginar, quedaban muchas enfermas, muchas se morían por el tema de las infecciones”, señaló.

Para Sara fue muy duro “ver las niñas llorando de ver su criaturita ahí, cuando se la sacaban o se les venía, porque muchas estaban formaditas, estaban grandecitas”.

Todo esto, aseguró, era con conocimiento e incluso ordenado por los dirigentes del grupo narcoterrorista.

“No hay nada que se haga dentro de la organización de las FARC sin que su secretariado dé la orden definitiva de hacerlo. En este caso, los abortos, todos estaban en conocimiento de los mandos”, dijo. Señaló que “Pastor Alape sabía y era el que daba la orden de que se practicaran los abortos”.

“Fueron muchos bebés los que ellos asesinaron por este tema de los abortos”, dijo, pues “en las FARC es un delito tener un hijo”.

“La verdad va a salir a la luz”

La joven exguerrillera criticó la capacidad de Pastor Alape “de negar ante el mundo” que “usted reclutó menores de edad, fue el que dio la orden para los asesinatos de menores de edad por comerse un cuarto de panela, por las violaciones, por todos los abortos que se practicaron dentro de las unidades a las que yo pertenecí”.

“Algún día la verdad va a salir a la luz y toda la vida usted no va a poder tapar el sol con un dedo”, sentenció.

No hay comentarios

Dejar respuesta