Infancia trans: Avanza proyecto de cambio de “género” de niños en Ciudad de México

184
Ciudad de México
Imagen referencial. Crédito: Ksenia Makagonova / Unsplash.

Con 19 votos a favor y solo tres en contra, los diputados de las comisiones unidas de Administración y Procuración de Justicia, y de Igualdad de Género del Congreso de Ciudad de México, aprobaron el dictamen de “infancia trans”, que permitirá a menores de edad solicitar su “reasignación de género” en su acta de nacimiento.

El dictamen fue promovido por los diputados locales Temístocles Villanueva Ramos y Paula Soto Maldonado, integrantes del grupo parlamentario Morena, partido del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Según recoge el comunicado del Congreso de Ciudad de México, Villanueva Ramos aseguró que “el Estado no debe otorgar o negar la identidad de género, solo reconocerlo”. Además, dijo que “las niñas y niños no son objeto de protección, sino personas sujetas de derecho”.

En un comunicado publicado por el Grupo Parlamentario Morena, Soto dijo que la reforma legal busca “evitar lo que según el Departamento de Salud Pública de la Universidad Nacional Autónoma de México es una visión adulto centrista, patologizante, legaloide”.

De acuerdo a la reforma aprobada en comisiones, que deberá ser votada por el Pleno del Congreso de Ciudad de México en los próximos días, para que el menor acceda al cambio de género en su acta de nacimiento deberá ser acompañado por uno de sus padres o tutores.

Diputados del Partido Acción Nacional (PAN) criticaron la reforma, señalando que atenta contra la patria potestad, que “solo puede ejercerse de manera común, es decir, el padre y la madre”, y señalaron que el Congreso local no tiene facultades para legislar en esta materia.

La congresista América Rangel, del PAN, dijo que la iniciativa promovida por los diputados de Morena “es otro intento más de imponer la ideología de género”, y precisó que “es falso que los seres humanos somos neutros, nacemos niñas o niños, punto”.

En diálogo con ACI Prensa, Leonardo García Camarena, presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF), lamentó que el Congreso de Ciudad de México se dedique a legislar en esta materia “cuando hay tantos problemas que vive el país como el narcotráfico y la pobreza, por mencionar solo algunos. Y los niños y adolescentes también sufriendo graves afectaciones como el trabajo infantil, abuso sexual, discriminación, falta de alimentos, algunos incluso sin posibilidad de educación”.

“Con esta problemática, los mexicanos lo que esperaríamos es que los legisladores estuvieran trabajando para solucionar estas dificultades”, dijo.

Para García Camarena resulta “increíble que comisiones hayan aprobado en el Congreso de la Ciudad de México que todos los menores de la capital del país puedan cambiar de sexo en su acta de nacimiento siempre y cuando vayan acompañados de uno de sus padres o tutores”.

“Ellos quieren legislar en materia civil y familiar. A nosotros nos parece que esto es inconstitucional, porque los congresos no están facultados para actuar en esas materias”, añadió.

“Es increíble que los legisladores de la Ciudad de México estén mucho más ocupados en legislar sobre estas cuestiones que atentan contra el derecho de los padres que por promover leyes que resuelvan los verdaderos problemas de la niñez y juventud”, continuó.

El presidente de la UNPF denunció que “estos planteamientos ideológicos que ya se están haciendo costumbre y los constantes ataques a la familia dejan claro que las prioridades e imposición de agenda rebasan las de querer mejorar las condiciones de la niñez”.

“Nosotros, junto con otras organizaciones, nos estamos coordinando para en su momento participar en el debate”, aseguró.

“Dado que no hay oposición que pueda detener una decisión de esa naturaleza en ese Congreso local”, donde tiene mayoría el partido de López Obrador, García Camarena dijo que buscarán tomar “las medidas pertinentes, desde un amparo hasta la concientización a los padres de familia de la Ciudad de México para que aunque la ley esté aprobada quede prácticamente sin efecto”.

Por su parte, Marcial Padilla, director de la plataforma ConParticipación, criticó que con este proyecto “a los niños que tienen confusión de sexo en vez de que reciban apoyo psicológico de parte del gobierno, y apoyo también para sus familias para atender esta situación, (las autoridades) hacen exactamente lo contrario: los ahondan más en ese problema y les cambian el sexo legal en sus documentos”.

“La ideología de género no ayuda a esos niños, en realidad lo esclaviza y ahonda en su problema”, señaló.

Para el Director de ConParticipación, esta reforma constituye “un abuso y es una forma de distorsionar aún más la realidad de la sexualidad en esos poquísimos niños que sufren esa situación”.

Fuente: ACI prensa

No hay comentarios