Despenalizar aborto en CDMX no redujo mortalidad materna

0
50

A once años de implementar la llamada “Interrupción Legal del Embarazo (ILE)” en la Ciudad de México, especialistas en la materia y el Centro de Estudios y Formación Integral para la Mujer (CEFIM) aseguraron que está política pública evidencia laincapacidad de las autoridades gubernamentales para resolver problemas de fondo, ya que no redujo la mortalidad materna y tampoco acabó con la clandestinidad, como inicialmente plantearon sus promotores.

El estudio Aborto, la política de un Estado claudicante, elaborado por los especialistas Marcelo Bartolini y Cándido Pérez Hernández, entre otros expertos, señala que es erróneo afirmar que se acabó con la clandestinidad cuando las propias autoridades capitalinas desconocen las condiciones en las que se realizan 9 de cada 10 abortos en la Ciudad de México.

De acuerdo con los cálculos realizados por investigaciones académicas, durante estos once años se habrían realizado más de 1.5 millones de abortos y no los 193 mil 760 que las autoridades sanitarias de la Ciudad de México tienen registrados.

Además, los expertos señalan que la mortalidad materna no ha disminuido. En la Ciudad de México el porcentaje que representa el aborto como causa de mortalidad materna es mayor que el promedio nacional. En la capital el aborto representa el 10.7% de las muertes maternas, mientras que a nivel nacional representa 9.2%.

Cándido Pérez subrayó que “estos datos muestran la debilidad de un Estado que, a través de políticas públicas coyunturales y reactivas, simplemente ha renunciado a su obligación institucional de atender y resolver los problemas estructurales y sociales de fondo, que enfrentan miles de mujeres en la Ciudad de México y en el país”.

Los investigadores subrayaron que el denominado programa de “Interrupción Legal del Embarazo” adoptado en la Ciudad de México, no ha hecho más que limitar la autonomía de la mujer a una sola alternativa: el aborto. En los hospitales del gobierno capitalino más de 11 mil mujeres han abortado dos o más veces, ya que no se les ofrecen otras opciones.

“La reincidencia en la práctica del aborto no sólo es un dato preocupante a nivel social, sino que continuará aumentando ante la falta de opciones reales para atender la salud y la vida de las mujeres y sus hijos, desde un enfoque integral”, comentó Marcelo Bartolini.

Por eso los expertos hacen un llamado a los candidatos a la jefatura de gobierno a impulsar proyectos que reviertan la vulnerabilidad en la que se encuentran miles de mujeres embarazadas, uno de los sectores más discriminados y desprotegidos de México.

e-consulta

No hay comentarios

Dejar respuesta