Declaración de Derechos de los Niños y sus Familias

952

Auspiciados por la organización Family Watch International, este viernes 12 de septiembre una delegación de niños de diferentes partes del mundo presentará a líderes mundiales el documento «Declaración sobre los Derechos de Niños y sus Familias: Una llamada de los niños del mundo», durante el 67º periodo de sesiones del Comité de los Derechos del Niño que se realiza en la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra del 1 al 19 de septiembre de 2014.

Auspiciados por la organización Family Watch International, este viernes 12 de septiembre una delegación de niños de diferentes partes del mundo presentará a líderes mundiales el documento «Declaración sobre los Derechos de Niños y sus Familias: Una llamada de los niños del mundo», durante el 67º periodo de sesiones del Comité de los Derechos del Niño que se realiza en la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra del 1 al 19 de septiembre de 2014.

Family Watch International está convencida que la mayor parte de los líderes mundiales están sinceramente preocupados por los niños y cada vez más quieren escuchar sus puntos de vista sobre los asuntos de política que los afectan.

La «Declaración sobre los Derechos de Niños y sus Familias: Una llamada de los niños del mundo» es un documento que proviene de niños del mundo entero, por lo que Family Watch International expresa su convicción de que los líderes mundiales congregados en Ginebra le prestarán atención especial.

Esta Declaración puede influir en legisladores de todo el mundo para proteger a los niños y a las familias, y asegurar así el derecho de todo niño, de los niños del mundo entero, a contar con una familia que le dé cariño.

DECLARACION

Artículo I

Cada Niño Tiene Derecho a la Vida

Reconociendo que cada niño tiene el derecho inherente a la vida (CRC Art. 6); y considerando que el niño, por su falta de madurez física y mental, necesita protección y cuidado especiales, incluso la debida protección legal, tanto antes como después del nacimiento (Preámbulo CRC), hacemos un llamado a los Estados Parte y al sistema de las Naciones Unidas para asegurar la supervivencia y el desarrollo de los niños (CRC Art 6; Cumbre de los Niños, Art. 19).

Artículo II

Cada Niño Tiene Derecho a una Familia

Reconociendo que la familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y que tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado (DUDH (1948), Art. 16 (3)); y que el niño, para el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad, debe crecer en el seno de la familia, en un ambiente de felicidad, amor y comprensión (Preámbulo CRC; Cumbre de los Niños, Plan de Acción Art. 18), hacemos un llamado a los Estados Parte y al sistema de las Naciones Unidas para proteger y fortalecer a la institución de la familia para asegurar el óptimo desarrollo de los niños (basados en la Cumbre de los Niños, Art. 14 & 20 (5)).

Artículo III

Cada Niño Tiene Derecho a unos Padre y Madre Casados

Reconociendo que los niños y jóvenes que residen en una familia estable e intacta con padre y madre casados, generalmente exhiben mejor bienestar en cada indicador medible incluyendo físicamente, socialmente, emocionalmente, económicamente y académicamente; y que el niño debe tener el derecho, tanto como sea posible, a saber y ser cuidado por su padre y madre (CRC Art. 7), hacemos un llamado a los Estados Parte y al sistema de las Naciones Unidas a desalentar las relaciones sexuales y el nacimiento de niños fuera del vínculo matrimonial, y a promover la institución del matrimonio como el mejor medio ambiente para los niños.

Artículo IV

Cada Niño Tiene Derecho a la Protección y Guía de sus Padres

Reconociendo que ambos padres tienen obligaciones comunes en lo que respecta a la crianza y el desarrollo del niño (CRC Art. 18); y que los padres tienen derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos. (UDHR Art. 26(3)); y que sólo en los casos en que el niño sea objeto de maltrato o descuido debe el Estado tener derecho de intervención en la relación padre o madre / hijo (CRC Art. 9), hacemos un llamado a los Estados Parte y al Sistema de las Naciones Unidas para respetar la autonomía de la familia y las responsabilidades, derechos y deberes de los padres para dirigir la crianza de sus hijos (CRC Art. 3, 5 & 18; ICPD (1994), Principio 11).

Artículo V

Cada Niño Tiene Derecho a la Educación

Reconociendo que cada niño necesita educación para desarrollar la personalidad, las aptitudes y la capacidad mental y física de niño hasta el máximo de sus posibilidades (CRC Art. 29. 1 (a)); y que el mejor interés del niño deberá ser el principio guía de aquellos responsables para su educación y que esta responsabilidad descansa en primer lugar en su padre y madre (ICPD, 1994, II, Principio 10), hacemos un llamado a los Estados Parte y al sistema de las Naciones Unidas a establecer los programas básicos de educación para inculcar al niño el respeto de sus padres, de su propia identidad cultural, de su idioma y sus valores (CRC Art. 29. 1 (c)).

Artículo VI

Cada Niño Tiene Derecho a una Religión

Reconociendo que todos tienen el derecho a la libertad de pensamiento, conciencia y religión y a profesar y practicar su propia religión o creencia por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia. (UDHR Art. 18; CRC Art. 30); y que la introducción del niño a la cultura, a los valores y normas de la sociedad comienza en la familia (Cumbre de los Niños. Plan de Acción, Art. 18); y que los padres tienen el derecho de asegurar la educación religiosa y moral de sus hijos de conformidad con sus propias convicciones (ICESCR (1976) Art. 13-3; ICCPR (1976), Art. 18-4), hacemos un llamado a los Estados Parte y al sistema de Naciones Unidas para que respeten por completo el derecho de los padres a guiar la educación moral y religiosa de sus hijos (CRC Art. 14).

Artículo VII

Cada Niño Tiene Derecho a la Inocencia e Infancia

Reconociendo que los derechos enumerados en esta Declaración son derechos de protección universal legítimos que pertenecen a cada niño y niña; notando con alarma la creciente tendencia internacional de garantizar derechos adultos autónomos a los niños prematuramente; que los niños tienen derecho a disfrutar de su niñez libres de asuntos de interés y responsabilidades de adultos; y estando sumamente preocupados por el incremento de programas de educación sexual que alientan a los niños y a los jóvenes para experimentar e involucrarse en el comportamiento sexual, hacemos un llamado a los Estados Miembro y al sistema de las Naciones Unidas para respetar el derecho de los padres a guiar la educación sexual de sus hijos (ICESCR (1976) Art. 13-3; ICCPR (1976), Art. 18-4)  y a cesar de promover o apoyar programas que aprueben o alienten la actividad sexual entre los niños.

Artículo VIII

La Protección de los Niños Requiere la Protección de la Familia

Reconociendo que para la completa protección de los derechos del niño y de la familia enumerados en esta Declaración, todos los gobiernos deben cumplir con sus obligaciones legales para proteger a la institución de la familia (basados en UDHR Art. 16 (3); ICPD (1994), II, Principle 9; ICESR (1976), Art. 10-1; ICCPR (1976), Art. 23-1; Children’s Summit, 14; CRC Preamble; Disabilities (2996), Preamble (x))…

Por tanto, hacemos un llamado a todos los Estados Miembro y al sistema de las Naciones Unidas para hacer transversal una perspectiva de familia en todas las leyes, políticas y programas, y para asegurar que los derechos de los padres sean reconocidos en todas las acciones gubernamentales que impacten en sus hijos.

 

No hay comentarios