Compromiso y seriedad en las consultas

0
47
consultas ciudadanas México

Es digno de reconocerse la disposición de escucha que ha mostrado el Presidente electo de México hacia el pueblo, a través de mecanismos de democracia directa que buscan incluir a la ciudadanía en las decisiones de gobierno. Si bien existen opiniones diversas en torno a las consultas ciudadanas, éstas no son negativas en sí mismas, pues buscan otorgar voz a los gobernados.

Las críticas a la consulta para decidir el destino del Nuevo Aeropuerto Internacional de México respondieron principalmente a la falta de rigor en la metodología utilizada y de transparencia en los mecanismos de selección de los municipios en los que se aplicaría la consulta, así como a la opacidad en torno a los procedimientos para el conteo de los resultados. En tanto, lo más destacable fue la participación de la sociedad, que, al acudir a las urnas, manifestó su interés en formar parte de las decisiones del país.

En estos días se realizan nuevas consultas para conocer la opinión de los mexicanos sobre temas de diversa naturaleza, que van desde la construcción del Tren Maya y de una refinería en Tabasco, el desarrollo del Istmo de Tehuantepec y la siembra de un millón de hectáreas con árboles, hasta el aumento de pensiones a adultos mayores, becas y capacitación laboral para jóvenes y atención médica a personas que no cuentan con servicios de salud, entre otros temas.

Se trata de diez proyectos fundamentales para el desarrollo del país, sobre los cuales el próximo Presidente quiso saber la opinión de la gente; sin embargo, no sólo son pocas las personas que conocen a profundidad el contexto por el cual cada uno de esos proyectos se sometió a consulta, sino que fue escasa la información que se proporcionó a los ciudadanos para tomar las mejores decisiones.

Hacer buena política conlleva compromisos, y uno de los más importantes es conducirse con seriedad en el ejercicio del poder, que, en el caso del próximo gobierno, se debe ver reflejado desde ya en la planeación estricta y la realización transparente de este tipo de consultas para evitar que continúe creciendo la preocupación sobre la posibilidad de que estos instrumentos son sólo para legitimar y dar un aparente sentido democrático a decisiones ya tomadas.

No hay comentarios

Dejar respuesta