Cientos de jóvenes transgénero piden ayuda para volver a su sexo original, dice informe

234
jóvenes transgénero
Una persona sostiene una bandera de orgullo transgénero. (ANGELA WEISS/AFP/Getty Images)

Una mujer que decidió revertir su transición de género el año pasado, afirma que ahora cientos de jóvenes transgénero también buscan ayuda para volver a su sexo original.

Charlie Evans, una mujer británica de 28 años que regresó a su sexo original luego de identificarse como hombre durante casi una década, le dijo a Sky News que cientos de jóvenes la contactaron para pedirle consejos luego de que hizo pública su historia el año pasado.

Evans dijo que los jóvenes que se han sometido recientemente a una cirugía de reasignación de sexo ahora se acercan a ella para pedirle ayuda, porque no saben qué hacer.

La joven de 28 años dijo que está lanzando una organización benéfica llamada “The Detransition Advocacy Network” para aquellos que sienten lo mismo que ella.

En Newcastle, el área donde vive Evans, dijo que 30 personas se han acercado, y agregó que aquellos que se acercan a ella son típicamente mayores de 20 años, “en su mayoría atraídos por el mismo sexo” y con frecuencia autistas.

“Estoy en comunicación con jóvenes de 19 y 20 años que se han sometido a una cirugía de reasignación de género completa y que desearían no haberlo hecho, ya que su disforia no se ha aliviado y no se sienten mejor por eso”, dijo Evans. “No saben cuáles son sus opciones ahora”.

Ella describió el momento en que conoció a una joven con barba luego de dar una charla pública, quien le dijo que ella también había transicionado, pero que se sentía como una “traidora” y “se sentía rechazada por la comunidad LGBT”.

Fue entonces cuando Evans decidió tomar medidas y establecer una organización benéfica, la cual tendrá su primera reunión en Manchester a fines de octubre, informó Sky News.

Una mujer de 21 años, cuyo nombre fue cambiado por el medio porque no quería ser identificada, contactó preocupada a Evans.

Ruby comenzó a tomar testosterona luego de identificarse como un hombre a los 13 años, y gradualmente experimentó varios cambios físicos, como una voz más profunda, cambios en su cuerpo y desarrollo de vello facial.

Ruby quiso someterse a una cirugía para extirpar sus senos este verano, sin embargo, cambió de opinión en mayo luego de que comenzó a tener dudas. Decidió revertir la transición para identificarse como mujer, dejó de tomar su medicamento y canceló el procedimiento, dijo.

La mujer le dijo a Sky News que el medicamento no le ayudaba con su disforia de género, y en lugar de someterse a una cirugía, quiso trabajar para cambiar cómo se sentía con respecto a sí misma.

“He visto similitudes en la forma en que experimento la disforia de género, en la forma en que experimento otros problemas de imagen corporal”, dijo al medio de comunicación, y agregó que también tenía un trastorno alimentario.

Ruby explicó que tuvo sesiones de terapia cuando acudió a los servicios de identidad de género, pero no sentía que el personal hiciera una conexión entre su disforia de género y su trastorno alimentario.

“Para todos los que tienen disforia de género, ya sean trans o no, quiero que existan más opciones para nosotros porque creo que hay un sistema que dice: ‘Está bien, aquí están sus hormonas, aquí está su cirugía, ya está’. Yo no creo que eso sea útil para nadie”, dijo el joven de 21 años.

Según Sky News, pacientes de tan solo tres o cuatro años han acudido a Tavistock y Portman NHS Trust para sus servicios de identidad de género a niños menores de 18 años.

Sus clínicas han visto un número récord de referencias, con un aumento de 3200 por ciento en pacientes en comparación con hace una década, como se menciona en la serie editorial de La Gran Época, “Cómo el espectro del comunismo está gobernando nuestro mundo”.

Un portavoz del fideicomiso dijo en un comunicado: “Las decisiones sobre las intervenciones físicas realizadas en nuestro cuidado se toman luego de un exhaustivo proceso de exploración. Si bien algunos de nuestros pacientes pueden decidir no buscar tratamiento físico o abandonar el tratamiento, la experiencia de arrepentimiento descrita aquí rara vez se ve”.

Un estudio publicado en marzo del año pasado encontró que el número de cirugías de reasignación de género en los Estados Unidos aumentó cuatro veces entre 2000 y 2014.

Los investigadores encontraron que un aumento en el número de operaciones puede haber estado relacionado con un aumento de pacientes cuyos procedimientos estaban cubiertos por planes de seguro como Medicare o Medicaid, según el estudio publicado en la revista JAMA Surgery.

En junio, el estado de Maine dijo que los servicios de transición estarían cubiertos por Medicaid, mientras que los jueces en California, Minnesota y Wisconsin dictaminaron que los proveedores de atención médica de los estados no pueden discriminar por identidad de género.

Sin embargo, ocho estados no incluyen el tratamiento de reasignación de género en sus políticas de Medicaid, e Iowa aprobó recientemente una ley que niega los servicios de transición bajo sus programas de Medicaid, según el Proyecto de Avance de Movimiento, un grupo LGBT sin fines de lucro con sede en Colorado, informó The Washington Post.

Fuente: La Gran Época

No hay comentarios