Aborto, gaymonio y divorcio amenazan a la familia, alerta Iglesia

0
708
Gaymonio

Hoy en día la familia está llamada a fortalecerse para afrontar las amenazas que buscan debilitar su desarrollo y estabilidad, advirtió la Arquidiócesis Primada de México, tras indicar que es urgente que sus miembros y cada persona asuma lo que le toca hacer genuinamente.

“La familia es una institución viable y trascendente en cada situación donde esté encarnada para la renovación social sin fines exclusivamente utilitarios contra la cosificación de los seres humanos y de los hijos como obstáculo para la realización egoísta de metas profesionales y capacidades personales; la familia no es tampoco la institución que responde al individualismo del free love o de las concesiones irregulares otorgadas por torpes y miopes decisiones judiciales, reconociendo como verdadero matrimonio el de uniones simplistas entre personas del mismo sexo”, aseveró la institución eclesiástica.

A través de su editorial Desde la Fe, y en el marco del Sínodo Ordinario de la Familia que acaba de iniciar en El Vaticano, la Arquidiócesis de México señaló que los retos que afronta actualmente la familia no son menores, hasta el punto de decir que sufre serias crisis que ponen en riesgo su futuro como la célula ideal y generadora de la sociedad.

“La familia personifica desigualdades interpelantes que, de alguna forma u otra, proyectan la delicada situación en la que nos encontramos; por otro lado, los embates contra ella son evidentes hasta el grado de diluir instituciones como el matrimonio, o bien, los atentados gravísimos contra la vida de los concebidos en el seno de la madre; además de estas agresiones, la familia atraviesa por realidades amenazantes de su desarrollo y estabilidad”, argumentó.

Puso de relieve que un elevado índice de familias está sometido por la angustia al padecer condiciones inmorales e injustas de pobreza extrema condicionando la paternidad, la maternidad y el valor de los hijos a la pura sobrevivencia.

“La familia no puede ubicarse de forma simplista como grupúsculo formado por condiciones azarosas e irremediables impuestas frente a las crudas realidades de una sociedad implacable, o por manipulaciones de los responsables en los poderes constituidos”, agregó.

Por lo anteriormente expuesto, subrayó que al verse comprometida la viabilidad del futuro de la humanidad por los embates contra la familia, es urgente que sus miembros y cada persona asuma lo que le toca hacer genuinamente.

“La Iglesia discierne a través del Sínodo para afrontar los desafíos de la sociedad relativista y fragmentada. Nuestra Iglesia arquidiocesana enseña y defiende los valores perennes de la institución familiar como proyecto del plan divino, no como ideología humana variante por caprichos institucionales; de oponerse al grave crimen y delito –no derecho– del aborto disfrazado eufemísticamente como interrupción voluntaria y legal del embarazo, de denunciar la irrealidad y abyección jurídica de uniones equiparadas como verdadero matrimonio y de la compasión, consuelo y misericordia que cada uno de los miembros de la familia deben obtener de la Iglesia, además de la denuncia y exigencia por elevar las condiciones de vida y de la consecución de derechos para su estabilidad, bienestar y desarrollo”, detalló.

En este orden, recordó que en su reciente visita a Cuba, el Papa Francisco advirtió de estos riesgos y, sobre todo, recalcó el poder que la familia tiene sobre la humanidad, salvándonos de la fragmentación, de sociedades divididas, rotas, separadas y altamente masificadas.

“México necesita de la humanidad generadora desde esta noble institución divina contra la corrupción y el pecado que nos corroen estructuralmente”, concluyó el texto de la Arquidiócesis Primada de México.

@agtz3003

 

No hay comentarios

Dejar respuesta